Clasificación de los Lípidos: Definición y Función de Estas Moléculas Orgánicas Esenciales

cual es la clasificación de los lípidos y funciones

A diferencia de los carbohidratos, las proteínas y los ácidos nucleicos, no son polímeros sino moléculas pequeñas, con pesos moleculares que oscilan entre 100 y 5000.

Los lípidos, junto con los carbohidratos, las proteínas y los ácidos nucleicos, son una de las cuatro clases principales de moléculas orgánicas biológicamente esenciales que se encuentran en todos los organismos vivos; sus cantidades y calidad en la dieta pueden influir en la fisiología celular, tisular y corporal.

Los lípidos varían considerablemente en polaridad, incluidas moléculas hidrofóbicas, como triglicéridos o ésteres de esterol, y otros más solubles en agua como fosfolípidos o ácidos grasos de cadena muy corta, este último completamente miscible con agua e insoluble en solventes no polares.

¿Cómo se clasifican?

En términos generales, en dos clases principales, se puede hacer la clasificación de lípidos, estos son:

  • Lípidos simples.
  • Lípidos compuestos.

Lípidos simples

Estos están compuestos de ácido graso y alcohol solamente y no contienen ningún otro grupo sustituyente. Se pueden dividir nuevamente en tres subgrupos, que son:

Grasas y aceites o glicéridos

Las grasas y los aceites son ésteres de ácidos grasos con glicerol y, por lo tanto, también se llaman glicéridos. Los glicéridos que permanecen sólidos a temperatura ambiente se llaman grasas, mientras que los glicéridos de bajo punto de fusión que permanecen líquidos a temperatura ambiente se llaman aceites.

Dependiendo del número de moléculas de ácidos grasos presentes en los glicéridos, pueden ser de tres tipos:

  • Monoglicéridos: aquí solo un grupo -OH de glicerol está esterificado por un único ácido graso.
  • Diglicéridos: contiene dos ácidos grasos esterificados con dos grupos -OH de glicerol.
  • Triglicéridos: en él, todos los tres grupos hidroxilo básicos de glicerol permanecen esterificados por tres ácidos grasos. Los triglicéridos también se llaman grasas neutras.

En la clasificación de lípidos, la mayoría de las grasas y aceites naturales son triglicéridos. Los monoglicéridos y diglicéridos presentes en el cuerpo se producen principalmente como compuestos intermedios durante la síntesis y la descomposición de los triglicéridos.

A menudo, los nombres de grasa neutra, triglicéridos y grasas se utilizan como sinónimos.

Los glicéridos de cada variedad varían debido al tipo de ácidos grasos presentes en ellos. Los triglicéridos se pueden dividir en dos grupos: simple y mixto. Los triglicéridos simples son aquellos en los que los tres glicerol-hidroxilos están esterificados con tres moléculas del mismo ácido graso, ejemplos son: la tripalmitina, triestearina, triolein, etc.

Los triglicéridos mixtos contienen dos o tres ácidos grasos diferentes: ejemplos son: stearo-oleo-palmitine. stearo-dipalmitina, etc.

Las grasas que tienen puntos de fusión más altos contienen ácidos grasos saturados de cadena larga, mientras que los aceites que tienen puntos de fusión bajos contienen principalmente ácidos grasos insaturados o más pequeños.

Ceras

Las ceras son ésteres de ácidos grasos de alcoholes distintos del glicerol. Los ácidos grasos presentes en las ceras son generalmente ácidos de cadena larga y los alcoholes son alcoholes monohidroxilados.

Algunos ejemplos son lanolina, cera de abeja, cera de carnauba, aceite de esperma, etc. El sebo y el cerumen también contienen ceras.

Esteroides

Los esteroides son compuestos que contienen «ciclopentanoper-hidroplienantrano» como núcleo parental (o núcleo esteroideo). Muchos de estos contienen grupos hidroxilo libres y se llaman esteroles. Los esteroles pueden permanecer en forma libre o como ésteres de ácidos grasos en lípidos naturales.

Los sierols esterificados también se pueden considerar como la clasificación lipídica de las ceras. Sin embargo, los términos esteroide y esterol a menudo se usan como sinónimos. Los ejemplos son: colesterol y compuestos relacionados, por ejemplo, hormonas de la corteza suprarrenal, testículos y ovarios.

Los esteroles no esterificados también se incluyen en los lípidos porque son solubles en disolventes lipídicos típicos.

Lípidos compuestos

Estas son otra clasificación de lípidos, que son los ésteres de ácidos grasos que contienen grupos adicionales tales como fosfato, sulfato, azúcares, proteínas, etc., y en consecuencia se clasifican en algunos subgrupos; esos son:

Fosfolípidos

Estos son lípidos que contienen ácido fosfórico. El ácido fosfórico permanece como un diéster, es decir, esterificado con el alcohol en un extremo y con una base nitrogenada o aminoácido o alcohol de azúcar en el otro extremo. Los fosfolípidos son de dos tipos principales:

  • Glicerofosfatidas: en estos fosfolípidos, el glicerol es el alcohol. También se llaman fosfoglicéridos. Ejemplo: lecitinas, cefalinas, etc.
  • Esfingomielinas: en este tipo, la esfingosina alcohol nitrogenada está presente en lugar de glicerol. Ejemplo: fosfolípidos de la vaina de mielina.

Glicolípidos o cerebrosides

Esta clasificación de lípidos son ésteres de ácido graso de esfingosina y contienen además un azúcar de hexosa. Se diferencian entre sí al contener diferentes ácidos grasos. Algunos ejemplos son cerebron, nervon, etc., que se encuentran en el cerebro y los nervios.

Sulfolípidos

Los sulfolípidos son ésteres de ácido sulfúrico de cerebrósido, también llamados sulfatos de cerebrósidos. Ejemplo: sulfato de cerebrón.

Protolípidos

Estas son combinaciones de lípidos y proteínas, los lípidos son principalmente fosfolípidos. Dichos lípidos son abundantes en las membranas celulares y la sangre.

Las funciones de los lípidos

La principal y más importante función que tienen los lípidos es la de servir como una de las mayores fuentes de energía para el organismo.

Se almacenan en el tejido adiposo (triglicéridos). Los lípidos son la mejor fuente de energía para los humanos ya que a una paridad de peso proporcionan la mayor parte de las calorías: si los carbohidratos, en promedio, dan 4 kcal/g, como proteínas, los lípidos proporcionan, en promedio, 9 kcal/g.

Además, los lípidos pueden estar presentes en alimentos sin que también haya fibra o agua (para polisacáridos 2 g de agua/g) que permiten contener una gran cantidad de energía en poco peso.

La mayoría de las organizaciones de nutrición recomiendan que los lípidos deben contribuir hasta un 30% con ácidos grasos saturados solo menos del 10%) de la ingesta total de energía diaria. Algunos lípidos son nutrientes esenciales como:

  • Las vitaminas liposolubles A: necesarias para la visión.
  • Las vitaminas D: necesarias para el metabolismo del calcio, presentes en algunas grasas y aceites de origen animal.
  • Las vitaminas E: para la prevención de la autooxidación de lípidos insaturados, presentes en vegetales aceites.
  • Las vitaminas K: para la coagulación normal de la sangre, esta presentes en hojas verdes, ácidos grasos esenciales, en particular ácidos linoleico y α-linolénico, fundadores de la familia de los ácidos grasos omega-6 y omega-3, respectivamente.

Durante el crecimiento se utilizan como «ladrillos» para la construcción de membranas biológicas (fosfolípidos, colesterol y glicolípidos junto con proteínas), contribuyendo así a la construcción de esa barrera que separa el ambiente intracelular del extracelular y, dentro de la célula.

También circunscribe organelas como: las mitocondrias, aparato de Golgi o núcleo, y cuya integridad es la base de la vida misma; además, también son importantes para el mantenimiento, las propiedades fisicoquímicas y la reparación de las membranas celulares mismas.

Muchas hormonas son lípidos: las hormonas esteroides, como los estrógenos, los andrógenos y el cortisol, se forman a partir del colesterol, prostaglandinas, prostaciclina, leucotrienos, tromboxanos y otros compuestos (todos los eicosanidos) de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 y omega-6 ácidos grasos con 20 átomos de carbono.

Otras funciones son:

  • En las membranas celulares plasmáticas pueden actuar como receptores, antígenos y anclajes de membrana para proteínas y pueden modificar la estructura, y por lo tanto la funcionalidad, de las enzimas de membrana.
  • Muchos lípidos, como el diacilglicerol, las ceramidas, la esfingosina y el factor activador de las plaquetas, actúan como reguladores de los procesos intracelulares.
  • Hay depósitos de grasa a los que no se accede durante un ayuno, clasificados como grasa estructural, cuya función es mantener los órganos y nervios en la posición correcta, protegiéndolos de lesiones traumáticas y shock; almohadillas de grasa en las palmas y las nalgas protegen los huesos de la presión mecánica.
  • Una capa subcutánea de grasa está presente en los seres humanos: aísla el cuerpo reduciendo la pérdida de calor corporal y contribuyendo a mantener la temperatura corporal. En la epidermis están involucrados en el mantenimiento de la barrera de agua.
  • Son aislantes eléctricos del axón de las neuronas que están cubiertas una y otra vez por las membranas plasmáticas de las células de Swann, en el sistema nervioso periférico y de los oligodendrocitos en el sistema nervioso central.
  • Estas membranas plasmáticas tienen un contenido de lípidos mayor que el de las otras células. Este recubrimiento de lipoproteína se llama vaina de mielina.
  • En el tracto digestivo, facilitan el proceso digestivo deprimiendo la secreción gástrica, ralentizando el vaciamiento gástrico y estimulando el flujo biliar y pancreático.
  • Las sales biliares son detergentes naturales sintetizados en el hígado y secretados a la bilis. Ellos solubilizan los fosfolípidos y el colesterol en la bilis, lo que permite la secreción de colesterol en el intestino (la excreción de colesterol y sales biliares es la principal forma en que el colesterol se elimina del cuerpo).
  • Las sales biliares también ayudan en la digestión y absorción de las grasas y las vitaminas de grasa soluble en el intestino.
  • En muchos animales, algunos lípidos se secretan al ambiente externo y actúan como feromonas que atraen o repelen a otros organismos.
  • Afectan la textura y el sabor de los alimentos y, por lo tanto, su palatabilidad. Los fabricantes de alimentos usan grasa por sus propiedades texturales, por ejemplo, en productos horneados, las grasas aumentan la suavidad del producto. La grasa aumenta la palatabilidad de la comida y aumenta la saciedad después de una comida.