Eosinófilos: ¿Que Son? Propóstio, Preparación, Procedimiento, Resultados y Complicaciones

Función de los eosinofilos

Los glóbulos blancos son una parte importante del sistema inmune del cuerpo.

Son vitales para protegerlo de la invasión de bacterias, virus y parásitos. La médula ósea produce los cinco tipos diferentes de glóbulos blancos en el cuerpo. Cada glóbulo blanco vive de varias horas a varios días en el torrente sanguíneo.

¿Que es un eosinófilo?

Un eosinófilo es un tipo de glóbulo blanco y se almacenan en los tejidos de todo el cuerpo y sobreviven durante varias semanas. La médula ósea repone continuamente el suministro de glóbulos blancos del cuerpo.

El número y el tipo de cada glóbulo blanco en su cuerpo pueden dar a los médicos una mejor comprensión de su salud. Los niveles elevados de glóbulos blancos en su sangre, pueden ser un indicador de que tiene una enfermedad o infección.

Los niveles elevados, a menudo, significan que su cuerpo está enviando más y más glóbulos blancos para combatir las infecciones.

Un conteo de eosinófilos es un análisis de sangre que mide la cantidad de eosinófilos en su cuerpo. Los niveles anormales de eosinófilos a menudo se descubren como parte de una prueba de conteo sanguíneo completo (CBC) de rutina.

La investigación en curso continúa descubriendo una lista en expansión de roles realizados por los eosinófilos. Ahora parece que casi todos los sistemas del cuerpo dependen de los eosinófilos de alguna manera.

Dos funciones importantes están dentro de tu sistema inmune. Los eosinófilos destruyen gérmenes invasores como virus, bacterias o parásitos, como anquilostomas y también tienen un papel en la respuesta inflamatoria, especialmente si se trata de una alergia.

La inflamación no es ni buena ni mala. Ayuda a aislar y controlar la respuesta inmune en el sitio de una infección, pero un efecto secundario es el daño tisular a su alrededor.

Las alergias son respuestas inmunes que a menudo implican inflamación crónica. Los eosinófilos juegan un papel importante en la inflamación relacionada con las alergias, el eccema y el asma.

Propósito

¿Por qué necesito un conteo de eosinófilos?

Su médico puede descubrir niveles anormales de eosinófilos cuando se realiza un recuento de glóbulos blancos. A menudo, se realiza una prueba diferencial de recuento de glóbulos blancos junto con un conteo sanguíneo completo (CSC) y determina el porcentaje de cada tipo de glóbulo blanco presente en la sangre.

Esta prueba mostrará si tiene un recuento anormalmente alto o bajo de glóbulos blancos. Los recuentos de glóbulos blancos pueden variar en ciertas enfermedades.

Su médico también puede ordenar esta prueba si sospechan enfermedades o condiciones específicas, tales como:

  • Una reacción alérgica extrema.
  • Una reacción a los medicamentos.
  • Ciertas infecciones parasitarias.

Preparación

No hay preparaciones especiales necesarias para esta prueba. Debe informar a su médico si está tomando medicamentos anticoagulantes como warfarina (Coumadin). Su médico puede aconsejarle que deje de tomar ciertos medicamentos.

Los medicamentos que pueden causar que tenga un aumento en el recuento de eosinófilos incluyen:

  • Píldoras de dieta.
  • Interferón, que es un medicamento que ayuda a tratar la infección.
  • Algunos antibióticos.
  • Laxantes que contienen psyllium.
  • Tranquilizantes.

Antes de la prueba, asegúrese de informarle a su médico sobre cualquier medicamento o suplemento que esté tomando.

Procedimiento

Su médico tomará una muestra de sangre de su brazo siguiendo estos pasos:

  • Primero, limpiarán el sitio con solución antiséptica.
  • Luego insertarán una aguja en su vena y conectarán un tubo para que se llene de sangre.
  • Después de extraer suficiente sangre, quitarán la aguja y cubrirán el sitio con un vendaje.
  • A continuación, enviarán la muestra de sangre a un laboratorio para su análisis.

Resultados

Resultados normales: En adultos, una lectura de muestra de sangre normal mostrará menos de 500 células de eosinófilos por micro litro de sangre. En los niños, los niveles de eosinófilos varían con la edad.

Resultados anormales: Si tiene más de 500 células eosinófilas por micro litro de sangre, entonces indica que tiene un trastorno conocido como eosinofilia.

La eosinofilia se clasifica como leve (500 a 1.500 células eosinófilas por micro litro), moderada (1.500 a 5.000 células eosinófilas por micro litro) o grave (más de 5.000 células eosinófilas por micro litro). Esto puede deberse a cualquiera de las siguientes causas:

  • Una infección por gusanos parásitos.
  • Una enfermedad autoinmune.
  • Reacciones alérgicas severas.
  • Eczema.
  • Asma.
  • Alergias estacionales.
  • Leucemia y ciertos otros cánceres.
  • Colitis ulcerosa.
  • Escarlatina.
  • Lupus.
  • Enfermedad de Crohn.
  • Una reacción farmacológica significativa.
  • Un rechazo de trasplante de órgano.

Un recuento de eosinófilos anormalmente bajo puede ser el resultado de la intoxicación por alcohol o la producción excesiva de cortisol, como en la enfermedad de Cushing. El cortisol, es una hormona producida naturalmente por el cuerpo.

Los bajos recuentos de eosinófilos también pueden deberse a la hora del día. En condiciones normales, los recuentos de eosinófilos son más bajos en la mañana y más altos en la noche.

A menos que se sospeche el abuso de alcohol o la enfermedad de Cushing, los bajos niveles de eosinófilos no suelen ser motivo de preocupación a menos que otros recuentos de glóbulos blancos también sean anormalmente bajos. Si todos los recuentos de glóbulos blancos son bajos, esto puede indicar un problema con la médula ósea.

Complicaciones

Un conteo de eosinófilos usa una extracción de sangre estándar, que probablemente haya tenido muchas veces en su vida.

Al igual que con cualquier análisis de sangre, existen riesgos mínimos de experimentar hematomas leves en el sitio de la aguja. En casos raros, la vena puede hincharse después de extraer la sangre. Esto se llama flebitis, puede tratar esta afección aplicando una compresa tibia varias veces al día. Si esto no es efectivo, debe consultar a su médico.

El sangrado excesivo puede ser un problema si tiene un trastorno hemorrágico o si toma medicamentos anticoagulantes, como warfarina o aspirina. Esto requiere atención médica inmediata.

¿Qué sucede después de un recuento de eosinófilos?

Si tiene una alergia o infección parasitaria, su médico le prescribirá un tratamiento a corto plazo para aliviar los síntomas y revertir el recuento de glóbulos blancos a la normalidad.

Si el recuento de eosinófilos indica una enfermedad autoinmune, es posible que su médico quiera realizar más pruebas para determinar qué tipo de enfermedades tiene. Una amplia variedad de otras afecciones puede causar niveles elevados de eosinófilos, por lo que es importante que trabaje con su médico para descubrir la causa.