Inflamación de Ganglios: Causas, Síntomas, Diagnóstico, Tratamiento y Prevención

infección

La linfadenitis es el término médico para la inflamación o agrandamiento de  uno o más ganglios linfáticos, generalmente debido a una infección.

Los ganglios linfáticos están llenos de glóbulos blancos que ayudan a su cuerpo a combatir las infecciones.

Cuando los ganglios linfáticos se infectan, generalmente se debe a que una infección comenzó en algún otro lugar de su cuerpo. En raras ocasiones, los ganglios linfáticos pueden agrandarse debido al cáncer.

Usted tiene alrededor de 600 ganglios linfáticos en su cuerpo, pero los ganglios linfáticos normales solo se pueden sentir debajo de la mandíbula, debajo de los brazos y en el área de la ingle.

Un ganglio linfático normal se caracteriza por ser pequeño y firme. Cuando los ganglios linfáticos se infectan, generalmente aumentan de tamaño, se vuelven sensibles y se pueden sentir en otras áreas de su cuerpo durante un examen físico.

Las infecciones que se diseminan a los ganglios linfáticos generalmente son causadas por bacterias, un virus o un hongo. Es importante aprender cómo se propaga la infección en los ganglios linfáticos para poder iniciar el tratamiento adecuado.

La linfadenitis puede ser de dos tipos:

  • Linfadenitis localizada: este es el tipo más común. La linfadenitis localizada implica uno o solo unos pocos ganglios cerca del área donde comenzó la infección. Por ejemplo, se pueden sentir ganglios agrandados debido a una infección de amígdalas en el área del cuello.
  • Linfadenitis generalizada: este tipo de infección de los ganglios linfáticos ocurre en dos o más grupos de ganglios linfáticos y puede ser causada por una infección que se disemina a través del torrente sanguíneo u otra enfermedad que afecta a todo el cuerpo.

¿Qué causa la linfadenitis?

La linfadenitis ocurre cuando uno o más ganglios linfáticos se infectan por una bacteria, un virus o un hongo.

Cuando los ganglios linfáticos se infectan, generalmente se debe a que una infección comenzó en algún otro lugar de su cuerpo.

¿Cuáles son los síntomas de la linfadenitis?

El síntoma principal de la linfadenitis son los ganglios linfáticos agrandados. Un ganglio linfático se considera agrandado si mide aproximadamente media pulgada de ancho.

Los síntomas causados por un ganglio linfático infectado o grupo de ganglios pueden incluir:

  • Nodos que aumentan de tamaño.
  • Nodos que son dolorosos al tacto.
  • Nodos que son suaves o enmarañados.
  • Enrojecimiento o rayas rojas de la piel sobre los nodos.
  • Nódulos que están llenos de pus (un absceso).
  • Fluido que drena de los nodos a la piel.

Los síntomas de la linfadenitis pueden parecerse a otras afecciones o problemas médicos. Acuda a la consulta médica para que se diagnostique su condición.

¿Cómo se diagnostica la linfadenitis?

Si tiene linfadenitis, las partes más importantes de su diagnóstico generalmente son su historial y el examen físico realizado por su proveedor de atención médica.

Es posible que se le pregunte acerca de sus síntomas, como escalofríos y fiebre, sobre cualquier viaje reciente, roturas en su piel y contacto reciente con gatos u otros animales.

Luego, durante el examen físico, su proveedor de atención médica buscará signos de infección cerca de los ganglios linfáticos agrandados.

Estas pruebas pueden ser necesarias para ayudar a hacer el diagnóstico:

  • Exámenes de sangre para buscar infección.
  • Tomar una muestra de tejido del ganglio linfático o fluido del interior del ganglio linfático para estudiar bajo un microscopio.
  • Colocación de líquido del ganglio linfático en un cultivo para ver qué tipo de gérmenes crecen.

¿Cómo se trata la linfadenitis?

Su proveedor de atención médica descubrirá el mejor tratamiento basado en lo siguiente:

  • Cuantos años tienes.
  • Su estado general de salud y su historial médico.
  • Qué tan enfermo estás.
  • Qué tan bien puede manejar medicamentos, procedimientos o terapias específicos.
  • Cuánto tiempo se espera que dure la condición.
  • Tu opinión o preferencia.

El tipo exacto de tratamiento depende del tipo de infección que se haya propagado a los ganglios linfáticos.

Una vez que la infección se ha propagado a algunos ganglios linfáticos, puede diseminarse rápidamente a otros y a otras partes de su cuerpo, por lo que es importante encontrar la causa de la infección y comenzar el tratamiento rápidamente.

El tratamiento para la linfadenitis puede incluir:

  • Antibióticos administrados por vía oral o inyección para combatir una infección causada por bacterias.
  • Medicina para controlar el dolor y la fiebre.
  • Medicina para reducir la hinchazón.
  • Cirugía para drenar un ganglio linfático que se ha llenado de pus.

¿Se puede prevenir la linfadenitis?

La mejor manera de prevenir la linfadenitis es consultar a su proveedor de atención médica a la primera señal de cualquier infección o si nota una hinchazón sensible que se siente como un pequeño bulto debajo de la piel.

Asegúrese de limpiar y usar antiséptico en cualquier rasguño o rotura en su piel y siempre practique una buena higiene.

Viviendo con linfadenitis

Tome todos sus medicamentos exactamente como se los recetaron y cumpla con todas sus citas de seguimiento. No use medicamentos de venta libre sin consultar primero a su proveedor de atención médica.

Enfriar las compresas y elevar la parte afectada de su cuerpo puede ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón mientras sus medicamentos hacen su trabajo.

En la mayoría de los casos, la linfadenitis desaparece rápidamente con un tratamiento adecuado, pero puede tomar más tiempo para que la inflamación del ganglio linfático desaparezca. Asegúrese de informarle a su proveedor de atención médica si reaparecen sus síntomas de linfadenitis.

¿Cuándo debo llamar a mi proveedor de atención médica?

Si sus síntomas empeoran o tiene nuevos síntomas, llame a su proveedor de atención médica.