Pancreatitis Crónica: Causas, Factores de Riesgo, Síntomas, Diagnóstico, Tratamiento, Complicaciones y Perspectivas

inflamación mantenida del páncreas

Es una inflamación del páncreas que no mejora con el tiempo.

El páncreas es un órgano ubicado detrás de su estómago. Produce enzimas, que son proteínas especiales que ayudan a digerir los alimentos. También produce hormonas que controlan el nivel de azúcar en el torrente sanguíneo.

La pancreatitis ocurre cuando su páncreas se inflama. La pancreatitis se considera aguda cuando la inflamación aparece repentinamente y solo dura un corto período de tiempo.

Se considera crónica cuando vuelve a aparecer o cuando la inflamación no se cura durante meses o años.

La pancreatitis crónica puede provocar cicatrices y daños permanentes.

Se pueden desarrollar cálculos de calcio y quistes en el páncreas, que pueden bloquear el conducto o tubo que lleva las enzimas digestivas y los jugos al estómago.

El bloqueo puede disminuir los niveles de enzimas y hormonas pancreáticas, lo que dificultará que su cuerpo digiera los alimentos y regule el azúcar en la sangre.

Esto puede causar problemas de salud graves, como la desnutrición y la diabetes.

¿Qué causa la pancreatitis crónica?

Existen numerosas causas diferentes de pancreatitis crónica. La causa más común es el abuso de alcohol a largo plazo.

Aproximadamente el 70 por ciento de los casos están relacionados con el consumo de alcohol.

La enfermedad autoinmune ocurre cuando su cuerpo ataca erróneamente sus células y tejidos sanos.

El síndrome del intestino inflamatorio, que es una inflamación del tracto digestivo, y la colangitis biliar primaria, que es una enfermedad crónica del hígado asociada con pancreatitis crónica.

Otras causas incluyen:

  • Enfermedad autoinmune, que se produce cuando su cuerpo ataca por error células y tejidos sanos.
  • Un conducto pancreático estrecho, que es el tubo que transporta enzimas desde el páncreas hasta el intestino delgado.
  • Una obstrucción del conducto pancreático por cálculos biliares o piedras pancreáticas.
  • Fibrosis quística, que es una enfermedad hereditaria que hace que se acumule mucosidad en los pulmones.
  • Genética.
  • Niveles elevados de calcio en la sangre, que se llama hipercalcemia.
  • Un alto nivel de grasas triglicéridas en la sangre, lo que se denomina hipertrigliceridemia.

¿Quién está en riesgo de contraer pancreatitis crónica?

Abusar del alcohol aumenta su riesgo de desarrollar pancreatitis crónica. Se cree que fumar aumenta el riesgo de pancreatitis entre los alcohólicos.

En algunos casos, los antecedentes familiares de pancreatitis crónica pueden aumentar su riesgo.

La pancreatitis crónica se desarrolla con mayor frecuencia en personas de entre 30 y 40 años de edad. La afección también es más común entre los hombres que entre las mujeres.

Los niños que viven en regiones tropicales de Asia y África pueden estar en riesgo de desarrollar pancreatitis tropical, que es otro tipo de pancreatitis crónica.

La causa exacta de la pancreatitis tropical es desconocida, pero puede estar relacionada con la desnutrición.

¿Cuáles son los síntomas de la pancreatitis crónica?

Al principio, es posible que no note ningún síntoma. Los cambios en su páncreas pueden llegar a ser bastante avanzados antes de que empiece a sentirse mal. Cuando se presentan los síntomas, pueden incluir:

  • Dolor en la parte superior de su abdomen.
  • Diarrea.
  • Heces grasas, que están sueltas, pálidas y no se eliminan con facilidad.
  • Náuseas y vómitos.
  • Falta de aliento.
  • Pérdida de peso inexplicable.
  • Sed excesiva y fatiga.

Es posible que experimente síntomas más graves a medida que avanza la enfermedad, como:

  • Fluidos pancreáticos en su abdomen.
  • Ictericia, que se caracteriza por una decoloración amarillenta en los ojos y la piel.
  • Hemorragia interna.
  • Bloqueo intestinal.

Los episodios dolorosos pueden durar horas o incluso días. Algunas personas encuentran que comer o beber puede empeorar su dolor. A medida que avanza la enfermedad, el dolor puede volverse constante.

¿Cómo se diagnostica la pancreatitis crónica?

Durante las primeras etapas de la pancreatitis crónica, los cambios en el páncreas son difíciles de ver en los análisis de sangre.

Por esta razón, los análisis de sangre generalmente no se utilizan para diagnosticar la enfermedad. Sin embargo, se pueden usar para determinar la cantidad de enzimas pancreáticas en su sangre.

Los exámenes de sangre también se pueden usar para verificar los recuentos de células sanguíneas junto con la función renal y hepática. Es posible que su médico le pida una muestra de heces para analizar los niveles de grasa.

Las heces grasas pueden ser una señal de que su cuerpo no está absorbiendo los nutrientes correctamente.

Las pruebas de imagen son la forma más confiable para que su médico haga un diagnóstico. Su médico podría solicitar que se realicen los siguientes estudios en su abdomen para buscar signos de inflamación:

  • Rayos X.
  • Ultrasonidos.
  • Tomografías computarizadas.
  • Exploraciones de resonancia magnética.

Su médico también puede recomendar una ecografía endoscópica. Durante una ecografía endoscópica, su médico inserta un tubo largo y flexible en la boca y hacia abajo a través del estómago y el intestino delgado.

El tubo contiene una sonda de ultrasonido, que emite ondas sonoras que crean imágenes detalladas de su páncreas.

¿Cómo se trata la pancreatitis crónica?

El tratamiento para la pancreatitis crónica se enfoca en reducir el dolor y mejorar la función digestiva.

El daño al páncreas no se puede deshacer, pero con el cuidado adecuado, debería poder controlar muchos de sus síntomas. El tratamiento para la pancreatitis puede incluir medicamentos, terapias endoscópicas o cirugía.

Medicamentos

Los posibles medicamentos que su médico puede recetar para la pancreatitis crónica incluyen:

  • Medicamentos para el dolor.
  • Enzimas digestivas artificiales si sus niveles de enzimas son demasiado bajos para digerir los alimentos normalmente.
  • Insulina (si tienes diabetes).
  • Esteroides si tiene pancreatitis autoinmune, que ocurre cuando el sistema inmunológico de su cuerpo ataca su páncreas.

Endoscopia

Algunos tratamientos usan un endoscopio para reducir el dolor y deshacerse de los bloqueos. Un endoscopio es un tubo largo y flexible que su médico inserta a través de la boca.

Le permite a su médico remover cálculos pancreáticos, colocar tubos pequeños llamados stents para mejorar el flujo y cerrar fugas.

Cirugía

La cirugía no es necesaria para la mayoría de las personas. Sin embargo, si tiene un dolor intenso que no responde a la medicación, la remoción de parte del páncreas a veces puede proporcionar alivio.

La cirugía también se puede usar para desbloquear el conducto pancreático, drenar quistes o ampliarlo si es demasiado estrecho.

Es importante evitar el alcohol después de que le hayan diagnosticado pancreatitis crónica, incluso si el alcohol no fue la causa de su enfermedad.

También debe evitar fumar porque puede aumentar su riesgo de desarrollar cáncer de páncreas. Es posible que deba limitar la cantidad de grasa en su dieta y tomar vitaminas.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de la pancreatitis crónica?

La pancreatitis crónica tiene el potencial de causar numerosas complicaciones. Usted corre mayor riesgo de desarrollar complicaciones si continúa bebiendo alcohol después de haber sido diagnosticado.

La mala absorción de nutrientes es una de las complicaciones más comunes. Dado que su páncreas no produce suficientes enzimas digestivas, su cuerpo no absorbe los nutrientes adecuadamente. Esto puede llevar a la desnutrición.

El desarrollo de la diabetes es otra posible complicación. La pancreatitis daña las células que producen insulina y glucagón, que son las hormonas que controlan la cantidad de azúcar en la sangre.

Esto puede llevar a un aumento en los niveles de azúcar en la sangre. Alrededor del 45 por ciento de las personas con pancreatitis crónica tendrán diabetes.

Algunas personas también desarrollan pseudoquistes, que son crecimientos llenos de líquido que pueden formarse dentro o fuera de su páncreas.

Los pseudoquistes son peligrosos porque pueden bloquear conductos y vasos sanguíneos importantes. Pueden infectarse en algunos casos.

Perspectivas a largo plazo

El pronóstico depende de la gravedad y la causa subyacente de la enfermedad.

Otros factores pueden afectar sus posibilidades de recuperación, incluida su edad al momento del diagnóstico y si continúa bebiendo alcohol o fumando cigarrillos.

El rápido diagnóstico y tratamiento pueden mejorar el pronóstico. Llame a su médico de inmediato si nota algún síntoma de pancreatitis.