Primalan: Usos, Precauciones, Efectos Secundarios, Sobredosis y Almacenamiento

tratamiento contra rinoconjuntivitis

Es un medicamento que se utiliza para la rinoconjuntivitis alérgica, la urticaria crónica, entre otras afecciones.

Su ingrediente activo es el Mequitazina y actúa bloqueando las acciones de la histamina endógena.

¿Qué es una rinoconjuntivitis alérgica?

Es la inflamación de la mucosa en la nariz y la del ojo (conjuntiva), producida por un agente alérgeno que genera un ataque exagerado de las defensas para el poco o inofensivo daño que puede representar en el organismo.

Producto de la reacción defensiva que generan las defensas del cuerpo, ocurre la comezón en la nariz, congestión nasal, ardor y enrojecimiento en los ojos e inflamación en mucosa conjuntiva y nasal.

Precauciones

Este medicamento es contraproducente para mujeres embarazadas o en período de lactancia, ya que los componentes pueden traspasarse al bebé nonato o al nacido por la leche materna.

No se recomienda manejar en horario nocturno o conducir maquinaria pesada mientras el cuerpo se adecua al tratamiento con Primalan, ya que puede generar somnolencia o desorientación, lo que puede ser perjudicial para el individuo.

Todo aquel que se encuentre en tratamiento con Primalan debe tener en cuenta que es fundamental evitar ingerir:

  • Bebidas alcohólicas.
  • Barbitúricos.
  • Antipsicóticos.
  • Hipnóticos.
  • Ansiolíticos.
  • Analgésicos opioides.

Este medicamento no se recomienda para personas con enfermedades hepáticas severas, si es necesaria su dosificación, el médico especialista debe llevar un riguroso seguimiento a los efectos que produce al paciente para evitar efectos desfavorables y nocivos para su salud.

El Primalan no puede compartirse con otra persona aunque presente los mismos síntomas o se presuma que se tiene la mima afección. Esto debe determinarlo un médico especialista, ya que su uso inadecuado puede ser perjudicial para la vida del afectado y más cuando no se sabe con exactitud el padecimiento.

Uso o Tratamiento

El tratamiento debe ser recomendado por un médico tratante, dependiendo de la gravedad de la afección a tratar, sin embargo, lo común es utilizar el Primalan durante un aproximado de una vez al día por tres días, después de los alimentos para comenzar a ver resultados favorables.

Pero el tratamiento debe durar más de una semana para eliminar la afección. Si la persona que se encuentra en dosificación con Primalan siente que ha mejorado su estado de salud pero no ha terminado el tratamiento, bajo ninguna circunstancia debe suspender su uso.

De lo contrario la enfermedad puede volverse inmune al tratamiento, empeorando a corto o largo plazo, lo que requeriría la ingesta de otros fármacos para combatirla, sin garantizar una mejora rápida y contundente.

Sobredosis

No se han presentado casos comprobados donde el Primalan genere sobredosis en el organismo al ingerir dosis superiores a las preinscritas por un médico tratante, sin embargo, su uso excesivo puede contribuir con efectos secundarios graves para el organismo, incluso nocivos para la salud del paciente.

Es por ello que no debe ser ingerido más de la cuenta. Auto medicarse o incrementar las dosis no hará que la afección mejores más rápido, ni en menor tiempo.

Almacenamiento

El Primalan debe ser guardado bajo una temperatura ambiente y en un lugar fresco, no es necesario refrigerarlo y debe estar lejos del calor, la humedad o el frío.

Se debe procurar mantener lejos del alcance de niños o mascota, debido a que puede ser perjudicial para sus vidas al consumirlo sin ser recetado por un especialista.

Bajo ninguna circunstancia puede ser lanzado por el inodoro o drenaje para desecharlo porque puede contribuir con la contaminación ambiental.

Efectos secundarios de Primalan

El Primalan no suele producir efectos secundarios cuando se está en tratamiento, sin embargo, en algunos casos se han presentado los siguientes síntomas:

  • Mareo repentino.
  • Dolor de cabeza después de la dosis del medicamento.
  • Somnolencia.
  • Falta de coordinación.
  • Desorientación.
  • Deterioro psicomotor.

Algunas personas al mantener un tratamiento con Primalan pueden generar una reacción alérgica, como:

  • Hinchazón o inflamación en el rostro, labios, garganta o lengua.
  • Comezón en las extremidades del cuerpo.
  • Erupción cutánea.
  • Enrojecimiento en la piel.
  • Dificultad para respirar.
  • Entumecimiento del cuerpo.
  • Temperatura corporal elevada sin llegar a fiebre alta.

Vencimiento

Si se encuentra en tratamiento con Primalan y ha expirado, consulte a su médico tratante si existen algunas complicaciones por ingerirlo de esa manera. Hasta la fecha no se han presentado casos desfavorables con consumirlo después de la fecha de vencimiento.

Los estudios indican que su uso después de la fecha de expiración puede disminuir su efectividad sin dañar o generar efectos secundarios al paciente en tratamiento. Lo recomendado es preguntarle al médico tratante ya que en esos casos requiera aumentar la dosis para conseguir los resultados deseados.