Rinosinusitis: Causas, Síntomas, Tipos, Diagnóstico, Tratamiento y Factores de Riesgo

definición de rinosinusitis

Es un proceso inflamatorio de los conductos nasales y las cavidades sinusales el cual involucra los senos paranasales en el proceso de inflamación.

La sinusitis crónica comúnmente va acompañada de inflamaciones relacionadas con las vías respiratorias a nivel nasal y a menudo ésta va precedida de los síntomas de rinitis.

Es por ello que actualmente para describir con mayor precisión esta condición, se utiliza el término rinosinusitis crónica (RSC).

Causas

El papel de las bacterias en la patogénesis de la rinosinusitis crónica está siendo reevaluado en la actualidad.

Pueden desarrollarse infecciones sinusales repetidas y persistentes en personas con estados de inmunodeficiencia adquirida o congénita grave o fibrosis quística.

Dentro de los factores que pueden contribuir con la inflamación se incluyen los siguientes:

  • Afecciones como alergia, infecciones y otros trastornos inmunológicos.
  • Factores intrínsecos de la vía aérea superior.
  • Presencia de proteínas producidas por bacterias (Superantígenos).
  • La presencia permanente de hongos que incitan y mantienen inflamación eosinofílica.
  • Presencia de anomalías metabólicas como lo es el rechazo a la aspirina.

Todos estos factores pueden provocar el estancamiento de las secreciones, la disminución de los niveles de pH y de la tensión de oxígeno dentro del seno.

Todo esto crea un medio favorable para el crecimiento de bacterias que, a su vez, contribuye a un aumento de la inflamación de la mucosa.

Síntomas

Los síntomas de la rinosinusitis incluyen:

  • Congestión, obstrucción, goteo nasal y malestar general.
  • Presencia de dolor en la cabeza, oídos y muelas.
  • Disminución del sentido del olfato.
  • Purulencia en la cavidad nasal y fiebre.
  • Mal aliento (halitosis).
  • Es probable que los niños presenten tos.

Tipos

La rinosinusitis puede manifestarse en tres tipos de síndromes clínicos:

  1. Con pólipos nasales.
  2. Sin pólipos nasales.
  3. Fúngica alérgica.

Existe otra clasificación de acuerdo al tiempo de duración de la rinosinusitis:

  • Aguda: La duración de los síntomas es menor de 4 semanas.
  • Subaguda: La duración los síntomas es entre 4 y 12 semanas.
  • Crónica: La duración los síntomas es de más de 12 semanas.
  • Recurrente: Son episodios frecuentes de sinusitis rinoidea durante todo el año. Presentándose cuatro o más episodios por año.

La rinosinusitis aguda muy a menudo ocurre después de haber enfermado con un virus de resfriado o haber tenido una infección de las vías respiratorias superiores.

La rinosinusitis crónica por otro lado es a menudo el resultado de alergias o incluso la presencia de hongos.

Diagnóstico

La rinosinusitis usualmente se puede diagnosticar en función de los hallazgos del examen físico y los síntomas presentados, apoyándose en endoscopios nasales y radiografías.

La presencia de infecciones amerita la realización de otro tipo de exámenes como cultivos con una muestra obtenida del seno del drenaje y tomografía computarizada para ayudarlos a determinar el tipo y alcance de la infección, para orientar la elección de antibióticos.

Si se sospecha que esta afección esté relacionada con alergias, se realizará una evaluación de las alergias, para determinar los alérgenos que están causando los síntomas, evitando su contacto.

Tratamiento

El tratamiento recomendado para la rinosinusitis varía, y está orientado a controlar los factores predisponentes, tratar infecciones, facilitar el drenaje de las secreciones y reducir el edema de tejidos.

En caso de infecciones bacterianas se prescribirán antibióticos, en caso de dolor analgésicos como paracetamol o ibuprofeno, en caso de inflamación se recomendaran descongestionantes como la seudoefedrina, esteroides tópicos o irrigación nasal, en caso de alergias se trata con antihistamínicos como Claritin, Zyrtec o Allegra.

La rinosinusitis no tratada afecta la calidad de vida del paciente y provoca otras afecciones, como la aparición de pólipos nasales, crecimiento anormal de tejido en los senos paranasales, la apnea del sueño, entre otros.

Cuando la afección se debe a problemas funcionales causados por el revestimiento de la mucosa se opta por la cirugía sinusal endoscópica funcional (CSEF).

El objetivo del tratamiento quirúrgico es restaurar la salud del seno, corrigiendo la dificultad de la mucosa para restituir el sistema de eliminación mucociliar y devolviendo la ventilación sinusal normal.

Factores de riesgo

Revelan estudios que una de cada ocho personas experimentan rinosinusitis, por lo que es factible que experimente esta afección, si está expuesto particularmente a algún factor de riesgo.

Algunos de estos factores son: tabaquismo, edad avanzada, actividades como buceo y viajes aéreos frecuentes donde se está sometido a cambios de la presión, natación, padecer de asma y alergias, problemas dentales o un sistema inmune debilitado.

Por su naturaleza persistente, la rinosinusitis puede convertirse en una causa importante de morbilidad, se asocia con el incremento de las afecciones del asma y complicaciones en caso de meningitis y abscesos cerebrales.

El tratamiento para la rinosinusitis crónica y la cirugía sinusal endoscópica funcional dan resultados satisfactorios, con un alivio completo o moderado de los síntomas, mejorando la calidad de vida del paciente.