Síndrome de Williams: Causas, Signos, Síntomas, Diagnóstico, Complicaciones, Tratamiento y Pronóstico

sindrome de werner

Es una condición genética con una tasa de incidencia de aproximadamente 1 en 7500 personas.

Originalmente descrito de forma independiente por Williams y Beuren en 1961, el síndrome de Williams es una condición genética rara.

Este trastorno genético es causado por la eliminación de algunas copias de genes en el cromosoma 7, que involucra el gen de la elastina.

El trastorno afecta a múltiples sistemas de órganos.

La incidencia de la eliminación de genes es similar entre hombres y mujeres, pero los eventos cardiovasculares pueden manifestarse temprano en los hombres.

Algunas manifestaciones clínicas pueden variar según las razas, por ejemplo, la estenosis de la arteria pulmonar es común entre la población china, mientras que los eventos cardiovasculares son mínimos en Grecia.

Causas

No se conoce la causa de esta anomalía genética. En la mayoría de los casos, el niño con síndrome de Williams es el único en la familia y ninguno de los padres ha transmitido la anomalía genética.

Una persona con el síndrome de Williams, sin embargo, tiene una posibilidad del 50% de transmitir la afección a sus hijos.

La principal y única causa del síndrome de Williams es la eliminación de un conjunto de genes en el cromosoma 7.

Además del gen de la elastina, también se están investigando algunos otros genes, como LIMK1, GTF1IRD1 y GTF2I, en las manifestaciones clínicas del síndrome de Williams.

Dado que varios otros genes también se eliminan junto con el gen de la elastina, esta condición se considera un síndrome de deleción de genes contiguos.

La morfología facial y las anomalías cardiovasculares se atribuyen a la insuficiencia del gen de elastina.

Signos y síntomas del síndrome de Williams

Los signos y síntomas asociados con el síndrome de Williams son múltiples:

Apariencia física

Las manifestaciones clínicas incluyen una apariencia facial distinta.

Los rasgos faciales generalmente son: nariz hacia arriba corta, puente nasal plano, filtro largo, mejillas planas, boca ancha, labios carnosos, maloclusión dental y dientes ampliamente espaciados, mandíbula corta y plenitud periorbital. La voz puede ser ronca.

Los niños presentan bajo peso al nacer, retraso en el crecimiento y baja estatura en niños.

Se puede observar un patrón de encaje estrellado del iris en niños con ojos azules y casos con hipermetropía.

Se observa también un cofre hundido, el dedo meñique doblado hacia adentro.

Desarrollo motor, psicológico y neurológico

Se observan problemas en el desarrollo neurológico, como retraso en el desarrollo del lenguaje.

Casi el 50% de los niños con síndrome de Williams tienen un trastorno por déficit de atención con hiperactividad y trastornos del aprendizaje.

Problemas visual-espaciales en la vida diaria, con dificultades en la escritura a mano y el dibujo.

Presentan fobias peculiares, un número significativo de personas con síndrome de Williams tienen fobias específicas, como el miedo a los espacios cerrados, el miedo a las alturas y el miedo a los ruidos fuertes.

La ansiedad es un síntoma muy común.

Un perfil característico del comportamiento, es la hipersociabilidad.

Se observa un retraso en el desarrollo psicomotor y una alteración de la marcha (especialmente en superficies irregulares o arenosas).

Problemas funcionales, como retraso en el entrenamiento para ir al baño, aumento de la frecuencia urinaria y problemas con el control de esfinteres durante el día.

Enfermedades

Se observa intolerancia a la glucosa y diabetes mellitus que se manifiesta a la edad de 20 años: a los 30 años, un número significativo de personas tienen problemas con la glucosa o han desarrollado diabetes que a menudo requiere tratamiento.

Son recurrentes las infecciones del oído medio en niños.

La hormona tiroidea puede provocar problemas de hipotiroidismo.

Se exhibe un alto nivel de calcio en la sangre (hipercalcemia idiopática).

Se presentan problemas de alimentación, cólicos y anomalías renales.

Las anomalías del tejido conectivo provoca problemas como laxitud de las articulaciones, hernias, diverticulites en el colon.

Anomalías cardiovasculares

Las anomalías cardiovasculares pueden estar presentes al nacer o pueden desarrollarse más adelante en la vida.

Estas se manifiestan como un estrechamiento de las arterias grandes y medianas, debido a la pérdida de elasticidad.

Los vasos sanguíneos comúnmente afectados son la aorta (un vaso sanguíneo grande que transporta sangre del corazón a otras partes del cuerpo), específicamente por encima de la válvula aórtica y la arteria pulmonar (vaso sanguíneo que transporta sangre desde el corazón a los pulmones).

No obstante, se ha informado de un estrechamiento de la aorta descendente, las arterias intracraneales y las arterias renales.

Diagnóstico del síndrome de Williams

El diagnóstico del síndrome de Williams puede complicarse debido a la variabilidad en los síntomas y los efectos de la enfermedad.

Sin embargo, el grupo de síntomas que ocurren generalmente se puede redondear para determinar el diagnóstico.

El diagnóstico puede implicar una evaluación completa de la historia médica de uno junto con un examen físico completo.

Las siguientes pruebas se pueden realizar en individuos sospechosos de tener el síndrome de William:

  • La hibridación in situ fluorescente para la eliminación del gen de la elastina 7q11.23 debe realizarse en pacientes con sospecha de Síndrome de Williams, además de un análisis cromosómico de rutina (cariotipo). 
  • Ecocardiografía para descartar anomalías cardíacas.
  • Ecografía renal para descartar anomalías anatómicas y para comprobar si hay cálculos renales causados por niveles altos de calcio.
  • Pruebas para determinar el nivel de calcio en la sangre, que puede estar elevado.
  • Pruebas para determinar los niveles de creatinina fosfocinasa, que pueden estar elevados debido a la inflamación subyacente de los músculos.
  • Pruebas de función tiroidea.

Las manifestaciones clínicas, como anomalías cardiovasculares y quistes renales, pueden ser evidentes en una ecografia prenatal.

Muchas condiciones clínicas pueden tener signos y síntomas similares.

El médico puede realizar pruebas adicionales para descartar otras afecciones clínicas con el fin de lograr un diagnóstico definitivo.

Posibles complicaciones del síndrome de Williams

Las complicaciones asociadas con el síndrome de Williams generalmente son:

  • Muerte cardíaca súbita. El riesgo de muerte súbita debido al estrechamiento de las arterias aumenta de 25 a 100 veces en personas con síndrome de Williams, en comparación con la población general.
  • Accidente cerebrovascular e hipertensión a una edad más temprana.
  • Complicaciones gastrointestinales, como diverticulosis colónica, estreñimiento crónico, enfermedad por reflujo gastroesofágico, entre otros.
  • Retraso mental, pérdida de memoria a corto plazo.
  • Pérdida de la audición.
  • Presencia de cálculos renales.
  • Enfermedades dentales.

Tratamiento del síndrome de Williams

No existe una cura definitiva para el síndrome de Williams, el tratamiento va a depender de la combinación de los signos y síntomas de cada individuo.

La principal estrategia de tratamiento consiste en un seguimiento cuidadoso para el desarrollo de complicaciones tales como:

  • El calcio en la sangre y el nivel de vitamina D deben controlarse con frecuencia.
  • Tratamiento quirúrgico de anomalías cardíacas.
  • Tratamiento para la insuficiencia cardíaca y el alto nivel de azúcar en la sangre (si se presenta).
  • Tratamiento de anomalías visuales y pérdida auditiva.
  • Los pacientes con baja estatura deben ser evaluados para determinar la edad ósea y pueden ser remitidos a un endocrinólogo para evaluar los niveles de la hormona del crecimiento.
  • La función tiroidea y las pruebas de tolerancia a la glucosa deben formar parte de la evaluación periódica.
  • Seguimiento de cualquier signo de pubertad precoz.
  • Terapia del habla y lenguaje.
  • Tratamiento psicológico para problemas de conducta y ansiedad.

Dentro de tratamiento debe preverse una intervención temprana de los equipos multidisciplinarios.

Estos están conformados por profesionales de educación especial, médicos, incluidos el pediatra, el terapeuta del habla, el fisioterapeuta, el ortodoncista y el psicólogo, que pueden ayudar a las personas con síndrome de Williams en su desarrollo a medida que crecen y las apoyan para llevar vidas independientes como adultos.

Prevención del síndrome de Williams

No hay formas efectivas de prevenir el síndrome de Williams, ya que es un trastorno genético con aparición esporádica.

Si hay antecedentes familiares de la afección, entonces la asesoría genética ayudará a evaluar los riesgos, antes de planificar para un embarazo.

Actualmente se está realizando una investigación activa para explorar las posibilidades de tratamiento y prevención de trastornos genéticos hereditarios y adquiridos.

Pronóstico del síndrome de Williams

El pronóstico del síndrome de Williams depende de la gravedad de los signos y síntomas y varía de un individuo a otro.

La presencia de complicaciones médicas puede resultar en una disminución de la vida útil.

Las anomalías cardiovasculares son los principales responsables de la mortalidad en las personas que padecen la enfermedad de Williams.

Los pacientes deben ser monitoreados con frecuencia para detectar el desarrollo de síntomas, de modo que puedan ser tratados de manera temprana