Ataque de Pánico: ¿Qué es? Causas, Síntomas, Factores de Riesgo, Tratamiento y Recomendaciones

corazón acelerado

También conocido como crisis de ansiedad, son períodos en los que se padece un miedo, temor o malestar intensos, con una duración variable.

Usted está involucrado en algún aspecto de la vida cotidiana, cuando de repente su corazón comienza a latir y se presenta la hiperventilación, el sudor y temblor.

Tiene el miedo de que está teniendo un ataque al corazón, volverse loco, o incluso morir. Luego, 10 minutos o un poco más o menos después, se ha ido. ¿Que acaba de suceder?… Ha tenido un ataque de pánico.

Los ataques de pánico son bastante comunes, por lo general comienzan entre los 15 y 25 años.

Si usted tiene ataques de pánico recurrentes, un miedo persistente genera ataques posteriores, o si cambia su comportamiento de manera significativa debido a este tipo de ataques, usted tiene un trastorno de pánico, que afecta a casi 1 en 20 adultos de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Mental.

Con cada ataque, los pacientes viven con el temor del próximo evento de pánico.

¿Qué causa los ataques de pánico?

La causa subyacente de los ataques de pánico y el trastorno de pánico no es clara.

Hay evidencia tanto de una causa genética y como de una bioquímica.

Algunos investigadores creen que el trastorno de pánico puede ser el resultado de una sensibilidad excesiva en el cerebro al dióxido de carbono y el desencadenamiento de una «falsa alarma» de asfixia  en el cerebro, lo que lleva a la hiperventilación y el pánico.

También existe una asociación entre los ataques de pánico y las fobias, como la fobia a la escuela o la agorafobia, así como con la depresión, el abuso de alcohol o el consumo de cigarrillos, el riesgo de suicidio, y el trastorno afectivo estacional, un tipo de depresión que se produce durante los meses de invierno.

Factores de riesgo

Los factores que pueden desempeñar un papel incluyen la predisposición genética, factores estresantes ambientales como el abuso infantil y los efectos secundarios de algunos medicamentos (tanto recetados como ilegales) o suplementos dietéticos.

En el frente neurológico, los investigadores están explorando si ciertas regiones del cerebro, como el hipotálamo y la amígdala, se comportan de manera diferente en las personas que sufren ataques de pánico.

Las mujeres tienen el doble de probabilidades que los hombres de experimentar ataques de pánico, posiblemente debido a las diferencias en las hormonas, la química cerebral y la forma en que enfrentan el estrés.

La tasa de ataques de pánico parece ser más alta entre las personas de 30 a 39 años, mientras que el trastorno de pánico es más frecuente entre las edades de 40 a 49, según una investigación publicada en el Journal of Affective Disorders.

Los ataques de pánico se vuelven menos comunes después de los 60 años.

Algunas investigaciones han encontrado una asociación entre los ataques de pánico y ciertas enfermedades, como el síndrome del intestino irritable (SII), que puede compartir con los ataques de pánico una desregulación común del sistema nervioso.

Pero eso no significa que haya una relación causal. Además, las personas con trastorno de pánico a menudo tienen otras afecciones psicológicas, como fobias y otros trastornos de ansiedad, como el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de estrés postraumático y la ansiedad social.

Síntomas de los ataques de pánico

Los ataques de pánico implican sensaciones repentinas de terror que golpean sin avisar. Estos episodios pueden ocurrir en cualquier momento, incluso durante el sueño.

Las personas que experimentan un ataque de pánico pueden creer que están teniendo un ataque al corazón, que están muriendo o se vuelven locos.

El miedo y el terror que experimenta una persona durante un ataque de pánico no están en proporción con la situación real y pueden no estar relacionado con lo que está sucediendo alrededor de ellos.

La mayoría de las personas con ataques de pánico experimentan varios de los siguientes síntomas:

  • Corazón acelerado.
  • Sentirse débil, o tener mareos.
  • Hormigueo o entumecimiento en las manos y los dedos.
  • Sensación de terror o de muerte inminente.
  • Escalofríos sudorosos.
  • Dolores en el pecho.
  • Dificultades respiratorias.
  • Sensación de pérdida de control.

¿Algunos síntomas de un ataque de pánico también pueden ser causados por un ataque al corazón?

Sí, así que, a menos que haya tenido ataques de pánico antes y esté seguro de que es lo que está experimentando, debe ir a la sala de emergencias si tiene síntomas de ataque de pánico que en realidad pueden ser causados por un ataque cardíaco, incluido dolor de pecho, falta de aliento, dolor que se irradia en uno o ambos brazos, sudoración intensa y náuseas o vómitos.

Una vez que se haya descartado un ataque cardíaco y otros problemas médicos, su médico puede remitirlo a un profesional de salud mental.

¿Cuáles son los tratamientos para los ataques de pánico?

La causa de la mayoría de los ataques de pánico no es clara, por lo que el tratamiento puede ser diferente para cada persona.

Los medicamentos se utilizan para la prevención y/o el alivio inmediato de los síntomas y generalmente es la principal línea de tratamiento. Además, la psicoterapia, como la terapia cognitivo-conductual, relajación y meditación se utilizan a menudo para ayudar a relajar el cuerpo y aliviar la ansiedad.

Si está en medio de un ataque de pánico, el alivio inmediato de los síntomas de ansiedad puede venir de tomar un medicamento contra la ansiedad de tipo sedante como Xanax, Klonopin y Ativan.

Estos medicamentos se proporcionan por lo menos en el inicio de la terapia médica, pero no son para uso a largo plazo.

Nunca se automedique, siempre consulte a un especialista idóneo.

El tratamiento farmacológico de primera línea para el trastorno de pánico es la categoría de antidepresivos conocidos como ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina), que incluyen citalopram (Celexa) y sertralina (Zoloft).

Los antidepresivos junto a la TCC parecen ser igualmente efectivos para los ataques de pánico.

Pero puede haber menos probabilidades de recaída con la TCC en comparación con los medicamentos, ya que la TCC enseña a las personas estrategias y habilidades que pueden usar para corregir los patrones de pensamiento dañinos y para lidiar mejor con el estrés, lo que puede ser un disparador para los episodios de pánico.

Las benzodiazepinas, como el alprazolam y el lorazepam, se recetan a veces para que las personas con ataques de pánico las utilicen según sea necesario para el alivio de los síntomas.

Pero estos deben tomarse solo a corto plazo, ya que pueden tener graves riesgos, incluidos problemas de equilibrio, deterioro de la memoria y dependencia, especialmente en adultos mayores.

Cómo ayudar a alguien que enfrenta un ataque de pánico

Ver a un amigo o ser querido que sufre un ataque de pánico puede ser aterrador.

Su respiración puede volverse anormalmente rápida y superficial, podrían marearse, temblar, sudar, sentir náuseas o pensar que están teniendo un ataque cardíaco.

No importa cuán irracional piense que es su respuesta de pánico a una situación, es importante recordar que el peligro parece muy real para su ser querido.

Simplemente decirles que se calmen o minimizar su miedo no ayudará. Pero al ayudar a su ser querido a superar un ataque de pánico, puede ayudarlo a sentirse menos temeroso de cualquier ataque futuro.

  • Quédate tranquilo: estar tranquilo, ser comprensivo y sin prejuicios ayudará a que su ser querido disminuya más rápidamente.
  • Enfoca a tu ser querido en su respiración: encuentre un lugar tranquilo para que su amigo se siente y luego guíelo a respirar lenta y profundamente durante unos minutos.
  • Contacto físico: juntos, levanten y bajen los brazos o estampen sus pies. Puede ayudar a quemar algo del estrés de su ser querido.
  • Saque a su amigo de su propia cabeza: pidiéndole que nombre cinco cosas a su alrededor o que hable suavemente sobre un interés compartido.
  • Anime a su ser querido a buscar ayuda: una vez que finaliza el ataque de pánico, su ser querido puede sentirse avergonzado por tener un ataque frente a usted. Tranquilícelos y anímelos a buscar ayuda para su ansiedad.