Consejos Para Depurar el Hígado: Conoce Las Mejores Recomendaciones Para Limpiar Este Importante Órgano

sustancias tóxicas

Este órgano realiza muchas funciones vitales, y todo este trabajo lo hace altamente susceptible a las enfermedades.

El hígado puede compararse con una unidad central de procesamiento inteligente que filtra, controla y limpia un litro y medio de sangre por minuto y procesa simultáneamente alrededor de 500 reacciones metabólicas bioquímicas de vital importancia para el organismo.

Como parte fundamental de la regulación general del cuerpo, es fundamental mantener el hígado sano y limitar el exceso de sustancias tóxicas y alimentos que causen enfermedades hepáticas.

La desintoxicación la glándula más grande del cuerpo, el hígado, puede lograrse con un cambio en el estilo de vida, evitar los agentes tóxicos y una depuración con la ayuda de medicina natural.

Prevención

No beber alcohol en exceso

De manera rutinaria, los hombres no deben consumir más de tres bebidas por día, y las mujeres no deben consumir más de dos bebidas por día para prevenir el desarrollo de la enfermedad hepática alcohólica.

Evitar el aumento de peso

Mantener el índice de masa corporal en un rango normal, comiendo de manera saludable y haciendo ejercicio regularmente para disminuir el riesgo de desarrollar una enfermedad del hígado graso no alcohólico.

Precaución de participar en conductas de riesgo

Para evitar el riesgo de contraer hepatitis viral, no se involucre en comportamientos como el uso de drogas ilícitas o tener relaciones sexuales sin protección con múltiples parejas.

Conocer los factores de riesgo

Si tiene los siguientes factores de riesgo para la enfermedad hepática, es importante que se haga una prueba de detección, ya que la enfermedad crónica del hígado puede permanecer en silencio durante años y no manifestarse.

Si tiene los siguientes factores de riesgo para la hepatitis C , es importante hablar con su médico acerca de las pruebas de detección, ya que casi el 50 por ciento de los pacientes no saben que están infectados:

  • Cualquier persona que haya recibido una transfusión de sangre antes de 1992.
  • Uso de drogas ilícitas actuales o anteriores.
  • Pacientes en hemodiálisis.
  • Pacientes con VIH.
  • Trabajadores de la salud que pueden ser infectados por agujas con sangre infectada con hepatitis C.
  • Cualquier persona con un historial de tatuajes entintados en un entorno no regulado.

Antecedentes familiares de enfermedad hepática

Los antecedentes de enfermedades metabólicas hereditarias como la diabetes o la hemocromatosis pueden causar a la larga cirrosis o cáncer de hígado.

Tratamientos para los daños hepáticos

Hepatitis A y B

Debe vacunarse contra la hepatitis A y B si no es inmune o tiene alguna otra enfermedad hepática subyacente. También están disponibles medicamentos orales altamente efectivos para pacientes con infección crónica de hepatitis B.

Enfermedad hepática alcohólica

Todo consumo de alcohol debe cesar para permitirle al hígado la mejor oportunidad de recuperación. El hígado tiene una capacidad asombrosa para regenerarse y sanar una vez que se ha detenido la lesión activa.

Hepatitis C

Ahora existen medicamentos orales altamente eficaces y bien tolerados para tratar la hepatitis C.

Hígado graso

El tratamiento más efectivo para la enfermedad del hígado graso no alcohólico es la pérdida de peso, que se ha demostrado que reduce la cantidad de grasa en el hígado y la inflamación causada por la grasa.

Medicamentos naturales

Durante una depuración del hígado, se alienta al hígado a mejorar su función excretora para eliminar la bilis vieja atrapada dentro de los conductos biliares y lograr la evacuación completa y regular de la vesícula biliar.

Dentro de los objetivos que se logran con la depuración del hígado están:

  • Primero, el drenaje completo y la eliminación de toxinas acumuladas, colesterol y otras fracciones de grasa.
  • Segundo, el flujo de bilis apropiado y la motilidad mejorada de la vesícula biliar a través de medidas dietéticas.

La primera fase en la desintoxicación y limpieza del hígado involucra varios días de preparación del organismo, utilizando medidas dietéticas y remedios naturales, para ablandar los materiales tóxicos y grasos que se deben eliminar del hígado.

Esto les ayuda a adquirir una consistencia más líquida, para que puedan ser expulsados después y para que los conductos biliares puedan dilatarse y relajarse.

Al final de esta fase de preparación, se estimula a la vesícula biliar y los conductos hepáticos a realizar contracciones musculares fuertes y rápidas para enjuagar su contenido mediante la observación de un día de ayuno acompañado por la toma de ciertos aceites y sales minerales.

Este purgado de un día es profundo e importante, y no es fácil ni agradable.

Este purgado implica pasar literalmente varias horas en el baño evacuando chorros frecuentes de líquido verdoso, cálido y maloliente.

Esta cantidad de activación digestiva puede ser agotadora, porque puede irritar el ano y provocar una sensación de debilidad general por la pérdida de fluidos.

Esto es de esperarse, y por esta razón se recomienda realizar la depuración del hígado en los días libres ya que debe dedicar el tiempo casi exclusivamente a esto.

Uno o dos días después del purgado del hígado, es recomendable tener una sesión de hidroterapia de colon para asegurarse de que las toxinas del hígado que pudieron haber quedado en el colon sean evacuadas en su totalidad.

Este es un proceso delicado que involucra el uso de plantas medicinales, de suplementos, de sales minerales, de aceites y de ciertos alimentos para desintoxicar adecuadamente el hígado.

Las plantas medicinales y los suplementos para activar el hígado deben tomarse justo antes o durante la comida principal.

Los medicamentos naturales más comunes utilizados para este proceso son:

  • El extracto de diente de león ( la raíz).
  • La alcachofa verde.
  • El cardo mariano.
  • La hoja de abedul.
  • El apio (la raíz es la mejor parte de la planta).
  • El rábano negro.
  • El fumitorio.
  • La cúrcuma.
  • La menta.
  • El romero.
  • El jengibre.
  • El tomillo.
  • El aceite de oliva virgen.
  • El zumo de limón.
  • El sulfato de magnesio.

Muchos otros ingredientes naturales son bien conocidos por su capacidad para depurar el hígado.

En los últimos años, muchos productos han inundado el mercado y son manufacturados y comercializados para la limpieza y desintoxicación del hígado.

Estos productos naturales son utilizados ya sea después de un fin de semana de atracones de comida o alcohol, para mantener la función hepática diaria normal o para reparar un hígado que ya está dañado.

Estos ingredientes complementarios adicionales a niveles terapéuticos para ofrecer un apoyo integral para todas las etapas de desintoxicación.

Dentro de este tipo de productos están:

  • N-acetilcisteína aumenta los niveles de glutatión, un agente de desintoxicación crítico y antioxidante.
  • Extracto de cardo mariano. ejerce una mayor absorción y eficacia para proteger el hígado y ayudar a su estructura y función.
  • Extracto de selenio, que es un componente clave de la enzima desintoxicante glutatión peroxidasa, que puede ayudar al cuerpo a reducir el estrés oxidativo.

Otros ingredientes como la colina, L-taurina, regaliz y extracto de Shisandra pueden proporcionar nutrientes críticos para apoyar la función hepática y la desintoxicación.

Alimentos desintoxicantes del hígado

Para lograr una mejor desintoxicación y para su cuidado diario, se deben consumir alimentos como:

  • Las remolachas, los tomates, las zanahorias.
  • Las espinacas, y en general las verduras de hoja verde.
  • Las frutas cítricas, en especial el pomelo.
  • Las crucíferas en especial las coles de bruselas y el repollo.
  • Las frutas, la papaya, el aguacate, las manzanas.
  • El ajo y las cebollas.
  • La cúrcuma, el comino, la canela, el diente de león, el té.
  • El aceite de oliva.
  • Los frutos secos como las nueces.
  • Los granos alternativos como la quinoa, el mijo y el trigo sarraceno.