Hernia Hiatal: Definición, Causas, Síntomas, Diagnóstico y Tratamiento

acidez estomacal intensa

Es cuando la parte superior del estómago se desliza hacia arriba en el pecho apretándolo, a través de una abertura en el diafragma llamada hiato.

Este tipo de hernia es más común en personas mayores de 50 años.

En el diafragma hay una pequeña abertura, llamada hiato, a través de la cual pasa el tubo de alimentación (esófago).

Si el estómago presiona a través de esta abertura, puede hacer que los alimentos y los ácidos se filtren nuevamente hacia el esófago, provocando acidez, indigestión y dolor.

Si bien los medicamentos de venta libre (OTC) y los medicamentos recetados, incluidos los antiácidos y los bloqueadores de ácidos, pueden tratar los síntomas gastrointestinales relacionados, la pérdida de peso y los cambios en la dieta son necesarios para reducir el reflujo.

La cirugía puede ser necesaria en casos severos.

Causas de la hernia hiatal

La causa de una hernia hiatal no siempre es del todo clara. Puede ser que haya nacido con un hiato inusualmente grande o que la edad, la cirugía o una lesión física hayan debilitado la integridad de los músculos del diafragma.

Condiciones como estas pueden predisponerle a una hernia hiatal, especialmente si ejerce una presión repentina o excesiva sobre los músculos alrededor del estómago.

Los ejemplos de esto pueden incluir una tos crónica, levantar objetos pesados, vómitos violentos o fatiga durante una evacuación intestinal.

La obesidad es también un factor importante que contribuye. Las personas con sobrepeso u obesas tienen una mayor presión intraabdominal en comparación con las de peso saludable.

Esta presión debilita los músculos del diafragma mientras expande el espacio hiatal. Como resultado, las personas consideradas obesas, definidas como un índice de masa corporal (IMC) mayor a 30, tienen el doble de probabilidades de tener una hernia de hiato que aquellas con un IMC de menos de 25.

Lo mismo puede ocurrir durante el embarazo, generalmente en las últimas etapas, ya que el agrandamiento del útero ejerce presión sobre la pared abdominal.

Las hernias de hiato tienden a afectar a las personas mayores de 50 años. Mientras que fumar no causa una hernia de hiato, puede exacerbar los síntomas al relajar el esfínter esofágico inferior (LES, por sus siglas en inglés) destinado a mantener los alimentos y el ácido fuera del esófago.

Síntomas

La mayoría de las hernias de hiato no causan ningún síntoma, pero si los llega a presentar, es poco probable que se agrave.

Una hernia de hiato deslizante puede causar un problema llamado enfermedad de reflujo gastroesofágico (HRGE). Esto es cuando el ácido o la bilis en el estómago se eleva de nuevo hacia el esófago.

El síntoma más común de la HRGE es el ardor en el estómago, lo que provoca una sensación de calor o ardor en el pecho. La sensación de ardor y acidez estomacal puede dirigirse hasta la garganta.

Usted puede ser más propenso a notar el ardor de estómago después de fumar, beber alcohol o café, o comer chocolate. También puede empeorar cuando se inclina o cuando está acostado.

Otros síntomas de la hernia de hiato incluyen:

  • Sensación de mareo o sentirse enfermo.
  • Tos o sibilancias al respirar, especialmente durante la noche. Esta es causada por la inhalación de ácido que ha surgido a partir de su estómago.
  • Boca llena con la saliva.
  • Dificultad o dolor al tragar.

Diagnóstico de la hernia hiatal

Si su médico de cabecera cree que usted podría tener una hernia de hiato, él o ella le preguntará acerca de sus síntomas.

También lo puede remitir con un gastroenterólogo (un médico que se especializa en la identificación y el tratamiento de enfermedades que afectan al sistema digestivo) para las pruebas.

Endoscopia (también llamada gastroscopia): esta prueba se realiza utilizando una cámara estrecha y flexible similar a un tubo telescópico llamado endoscopio.

El endoscopio se pasa hacia abajo en el estómago por la boca. Su médico es capaz de ver su esófago y el estómago en una pantalla.

Él o ella también puede tomar una biopsia (una muestra de tejido) al mismo tiempo y estirar cualquier estrechamiento que ha sido causado por el reflujo ácido.

A veces, el médico hará los arreglos para que usted tenga una radiografía de bario. Usted puede necesitar esto si no puede realizar la endoscopia.

Entre las herramientas de diagnóstico más comunes:

  • Las radiografías con bario: son las pruebas que se usan con más frecuencia para diagnosticar una hernia de hiato. También conocido como un trago de bario, requiere que bebas un líquido calcáreo que cubre las paredes de tu esófago y estómago. Esto ayuda a aislar mejor los órganos en la radiografía.
  • La endoscopia superior: generalmente se reserva para personas con síntomas severos y recurrentes o hernias paraesofágicas que se han vuelto sintomáticas. Implica la inserción de un endoscopio iluminado y flexible en la garganta para ver el esófago, el estómago y el duodeno.
  • Tomografía computarizada: puede solicitarse si una radiografía de bario no es concluyente y puede ser una herramienta de diagnóstico esencial en situaciones de emergencia.

La manometría de alta resolución (HRM, por sus siglas en inglés ) es una tecnología más nueva que se usa para medir las contracciones rítmicas del esófago al tragar.

Esto puede proporcionarle a su médico información sobre la gravedad de su ingestión y LES se han deteriorado, aunque no puede diagnosticar la hernia de hiato en absoluto.

Tratamiento

El tratamiento de la hernia de hiato en general tiene como objetivo aliviar los síntomas del reflujo ácido. El tratamiento que necesita dependerá de la gravedad de sus síntomas o lo mucho que le estén afectando.

Esfuerzo personal

Usted puede reducir los síntomas de una hernia de hiato y evitar más problemas al hacer los siguientes cambios de estilo de vida:

  • Si usted tiene sobrepeso o es obeso, perder el exceso de peso.
  • Consumir comidas pequeñas con frecuencia y tratar de no comer justo antes de irse a la cama.
  • Dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol le ayudará.
  • Use ropa suelta y cómoda.
  • Eleve la cabecera de su cama y trate de no inclinarse o agacharse.
  • Reduzca el consumo o deje de comer alimentos o bebidas que hacen que sus síntomas empeoren.

Medicamentos

Usted puede tomar medicamentos para ayudar a reducir los síntomas de reflujo de una hernia de hiato deslizante.

Los más comunes son los antiácidos, que son los que trabajan por neutralizar el ácido en el estómago.

Los dos tipos principales que se le pueden prescribir son llamados antagonistas de los receptores H2 y los inhibidores de la bomba de protones. Ambos reducen la cantidad de ácido producido por el estómago.