La Importancia de la Reflexología Podal en Nuestra Salud: 5 Beneficios Impactantes

masaje de pies

Luego de un día muy largo de trabajo, cuando sentimos que el cansancio nos vence, sabemos lo bien que nos vendría un rápido masaje de pies.

Pues luego de eso nos sentimos relajados, y sentimos nuestros pies desinflamados. Pero es buena idea hacernos esta pregunta:

¿Realmente masajear nuestros pies puede traer más beneficios que solo ayudar a sentirnos relajados?

Las técnicas terapéuticas tradicionales buscan relajar nuestros músculos y articulaciones en general; la aromaterapia con el uso de música relajante y aceites estimulan nuestros sentidos; de la misma forma que la acupresión mejora nuestra salud generando puntos de presión específicos en nuestro cuerpo.

De esta misma forma actúa la reflexología podal, buscando mejorar nuestras funciones orgánicas a través del masaje en zonas específicas en los pies.

Historia de la reflexología podal

La reflexología moderna se basa en una antigua forma de terapia. Existe evidencia de que se practicó alguna forma de terapia de pies y manos en el Tíbet y China desde hace 4.000 aC y también al mismo tiempo en Egipto, como se muestra en la tumba de Ankhmahor.

Se sabe que las tribus norteamericanas de indios han practicado una forma de terapia de pies durante cientos de años. Si bien existe cierta confusión sobre el verdadero origen de esta poderosa terapia, basta con decir que ha superado la prueba del tiempo y ha ayudado a miles de personas a mejorar su salud.

Terapia de zona

Al Dr. William FitzGerald (1872-1942) se le atribuye ser el padre de la «terapia de zona». Trabajó en Viena a partir de 1899.

La terapia de zona divide el cuerpo en diez zonas: cinco a cada lado del plano sagital. Las manos / brazos y pies / piernas también se dividieron en cinco zonas cada una.

El Dr. Edwin Bowers en su libro coautor con el Dr. FitzGerald, Zone Therapy en 1917 escribe que FitzGerald descubrió la terapia de zona en 1909, pero no da ninguna indicación de dónde se familiarizó con la teoría.

Desde 1915 hasta principios de los años treinta, el tema de la terapia de zona fue controvertido, pero tuvo cierto éxito con los médicos y dentistas como una forma de alivio del dolor o analgesia.

Trabajo reflejo

El Dr. Joe Shelby Riley (1856 -1947), entrenado por el Dr. FitzGerald desarrolló aún más la terapia de zona al agregar ocho divisiones horizontales a las zonas de los pies y las manos.

Su trabajo es precisamente el comienzo de la reflexología como se la conoce hoy en día, es decir, los reflejos que se encuentran en los pies y las manos que siguen la anatomía del cuerpo. El trabajo de Riley con reflejos y zonas también incluía las manos y las orejas.

Reflexología

Durante la década de 1930, Eunice D. Ingham (1889-1972) se reunió con Riley, ya que en 1919 trabajó para el Dr. Riley en St. Petersburg, Florida y continuó perfeccionando y mejorando su trabajo.

Desde su primer libro, Historias que los pies pueden decir (1938), Riley y otras personas la alentaron a llevar su trabajo a la comunidad pública y no médica.

La principal contribución de Eunice al trabajar con los reflejos fue que la presión alterna, en lugar de tener un efecto adormecedor, estimulaba la curación.

Durante cuarenta años, dio conferencias y viajó de un lado a otro por los Estados Unidos, y es en gran parte responsable de la Reflexología podal como se enseña hoy en la mayoría de las escuelas de masaje.

5 beneficios comprobados que tiene la práctica diaria de la reflexología podal

1. Mejora la circulación

Aunque son nuestro mecanismo de soporte, no estamos acostumbrados a consentir nuestros pies en forma regular, utilizamos zapatos incómodos y apretados y tampoco nos ejercitamos a diario.

Notaremos una gran diferencia en nuestro bienestar al aplicar una pequeña sesión de masajes antes de ir a dormir, mejorando la circulación de nuestras extremidades inferiores.

2. Reduce efectos de la ansiedad y la depresión

Múltiples estudios han demostrado que al aplicar sesiones diarias de reflexología podal, los pacientes con cáncer reducen sus niveles de estrés y depresión. Sus efectos van mucho más allá que lograr la relajación corporal.

3. Reduce la presión arterial alta

Y bien que se ha convertido esto en un problema de salud pública.

La presión arterial alta es uno de los problemas de salud en nuestra sociedad moderna, que aunado a factores como sedentarismo, dietas poco saludables y estrés, son una bomba de tiempo.

Se ha comprobado que pequeñas sesiones semanales de esta maravillosa terapia logran bajar los niveles de ansiedad en trabajadores sometidos a altos niveles de estrés, mejorando su ánimo.

4. Una genial estrategia para la vida sexual

Comenzando por un suave masaje en los pies como punto de partida, podemos olvidar cualquier molestia, ofreciendo un regalo desinteresado. También funciona como un excelente juego previo.

5. Reduce la inflamación en mujeres embarazadas

Es muy común sufrir de hinchazón de pies y retención de líquidos durante el embarazo, esto podemos evitarlo dando un suave masaje diario acompañado de una dieta balanceada.

Actualmente podemos encontrar en la web miles de recursos disponibles para aprender más sobre esta maravillosa técnica tradicional que busca aliviar nuestras dolencias.

Nos toma solamente de 10 a 20 minutos de nuestras 24 horas diarias para consentir a nuestros pies y comenzar a disfrutar de los beneficios que esta práctica tiene.