Escoliosis: ¿Qué es? Causas, Síntomas, Tratamientos y Procedimientos Para Esta Afección de la Columna

que es la escoliosis lumbar

Es una afección médica en la que la columna vertebral se curva hacia un lado del cuerpo, en lugar de hacia la línea recta.

Muchas personas sufren escoliosis y esta puede ser de leve a grave.

Un médico generalmente puede hacer un diagnóstico inicial durante un examen de rutina, donde palpará el camino de la columna vertebral.

De hecho, del 2 al 3% de las personas han sido diagnosticadas con escoliosis a la edad de 16 años, y las niñas son más propensas a presentarlas que los niños.

Causas de la escoliosis

En general, hay dos tipos de escoliosis: escoliosis «estructural» y «no estructural».

  • La escoliosis estructural se refiere a una curva en la columna vertebral que es irreversiblemente rígida.
  • La escoliosis no estructural se refiere a la escoliosis que es secundaria a otros problemas, como la longitud irregular de las piernas, la distrofia muscular y más.

Hay varias causas por las cuales las curvas de la espina dorsal son anormales y no puedan crecer recta, tales como:

La genética ciertamente juega un papel, y los bebés que nacen con los signos de la escoliosis son casos «congénitos», pero la causa raíz aún se desconoce. La curvatura podría ser causada por un defecto congénito o relacionado con el nacimiento.

Es posible que los huesos no hayan crecido ni se hayan desarrollado correctamente. En muchos casos, como en la escoliosis idiopática, no existe una causa definida o la forma de prevenir que la columna no se desarrolle de la manera correcta.

Algunos bebés nacen con problemas de formación espinal que hacen que la columna crezca de manera desigual. Estos incluyen escoliosis congénita, cifosis congénita, espina bífida o anomalía de Klippel-Feil.

Otras afecciones médicas que afectan los nervios o los músculos podrían afectar la columna vertebral.

Algunos niños tienen enfermedades nerviosas o musculares (neuromusculares), lesiones u otras enfermedades que causan deformidades espinales, como parálisis cerebral, espina bífida o distrofia muscular.

En estas condiciones, las anormalidades musculares combinadas con el crecimiento del niño resultan en deformidad. Los casos de escoliosis neuromuscular se deben a espina bífida o parálisis cerebral y pueden dar lugar a una parálisis completa.

Una lesión, cirugía previa u osteoporosis pueden causar que la columna cambie de forma. Esto se conoce como escoliosis degenerativa.

  • Displasias óseas: muchas anormalidades generalizadas de la formación ósea se asocian con escoliosis. Las diferencias leves en la longitud de las piernas pueden causar una leve curvatura pero rara vez provocan una curvatura grave
  • Trastornos del tejido conectivo: afecciones con tejidos y ligamentos anormales, como el síndrome de Marfan y el síndrome de Ehlers-Danlos.
  • Lesión de la médula espinal con parálisis.
  • Algunas infecciones.
  • Presencia de tumores.

En los tratamientos de escoliosis, el médico primero tratará de comprender si su escoliosis se debe a una causa subyacente, y si esa causa puede solucionarse.

Se pueden intentar medidas no invasivas como arriostramiento, pero algunos casos requerirán cirugía correctiva o para aliviar el dolor.

Síntomas de la escoliosis

Los síntomas iníciales que pueden indicar una escoliosis incluyen hombros caídos o irregulares, un omóplato muy visible, una cintura desigual o incluso una leve inclinación general hacia un lado.

En algunos casos, una pierna puede aparecer más larga que la otra, o una cadera aparecerá más alta que la otra.

Los síntomas comunes de la escoliosis incluyen:

  • Cambios en la marcha al caminar.
  • Rango de movimiento reducido.
  • Dolor en cualquier punto de la espalda o el cuello.

Diagnóstico

El síntoma de la escoliosis que resulta más obvio es la curvatura que se observa en la columna vertebral.

La escoliosis a menudo aparece por primera vez durante los períodos de crecimiento de la adolescencia de una persona.

Si bien la escoliosis afecta a las niñas y a los niños de forma relativamente similar, la condición tiende a empeorar en las mujeres en comparación con los hombres.

La escoliosis de inicio en adultos es generalmente el resultado del desgaste en el cuerpo que viene con la edad.

Después del examen inicial, si la curvatura no es pronunciada o incluso invisible a simple vista, las imágenes por resonancia magnética y las tomografías computarizadas sirven para evaluar por completo la gravedad de la afección y a menudo poder detectarla.

Muchos casos son lo suficientemente pequeños como para no requerir medidas de tratamiento extremas, y el dolor de espalda generalmente no es un síntoma de escoliosis.

Tratamientos y procedimientos para la escoliosis

Hay una primera opción de tratamiento que es usar un corsé y funciona mejor cuando el paciente aún está creciendo.

Este es el primer tratamiento para los casos en que la columna vertebral del paciente tiene una curvatura del 25 al 40%.

El corsé puede ayudar a guiar a la columna para que se enderece a medida que crece, en lugar de continuar curvando.

Si se quita el corsé antes de que la columna se termine de crecer, es probable que la columna vuelva a su posición curva.

Las opciones de tratamiento y procedimiento para la escoliosis varían desde opciones conservadoras como inyecciones hasta procedimientos más intensivos como fusiones espinales.

Las opciones de tratamiento conservador incluyen bloqueos de raíz nerviosa e inyecciones de esteroides.

Estos están diseñados para proporcionar alivio temporal (hasta un año), y puede optar por realizar el procedimiento varias veces.

Otras estrategias conservadoras pueden incluir la colocación de un estimulador de la médula espinal, que está diseñado no para corregir la degeneración subyacente, sino para disminuir el dolor que causa la afección.

La descompresión, se puede utilizar para casos en los que la integridad estructural de las vértebras o la médula espinal no están amenazada.

Estos procedimientos se concentran en liberar los nervios atrapados, por lo general aumentan el espacio a través del cual pasan los nervios.

Dependiendo de las exigencias del procedimiento y su fisiología única, se puede usar un láser quirúrgico especial.

Los procedimientos de fusión, también llamados estabilización, se pueden usar cuando la estabilidad de la columna vertebral o las vértebras se ve comprometida o amenazada.

En algunos de estos casos, puede existir más de una condición dañina.

Si bien estos procedimientos son mínimamente invasivos y disfrutan de una alta tasa de éxito en algunos pacientes.

Antes de someterse a un procedimiento quirúrgico para tratar su escoliosis, se deben intentar medidas conservadoras como la terapia física, la quiropráctica y las inyecciones de esteroides.