Hemeralopía: Definición, Causas, Síntomas, Tratamiento y Prevención

hemeralopia y la vitamina a

Se puede definir como el ajuste insuficiente de los ojos a la luz brillante o deslumbrante.

La palabra hemeralopía (del griego ημέρα hemera, «día», y αλαός alaos, «ceguera») es la incapacidad de ver claramente a la luz brillante y es exactamente lo contrario de la nictalopia (ceguera nocturna), la incapacidad de ver claramente con poca luz.

Hemera era la diosa griega del día, y Nyx era la diosa de la noche. Sin embargo, ha sido utilizado en sentido contrario por muchos médicos que no hablan inglés.

Se puede describir como una adaptación insuficiente a la luz brillante. Este fenómeno de mal ajuste a la luz brillante también se conoce como «heliofobia» y «ceguera diurna».

En la hemeralopía, la visión diurna empeora, caracterizada por fotoaversión (aversión/evitación de la luz) en lugar de fotofobia (molestia en los ojos/dolor en la luz), que es típica de las inflamaciones del ojo.

La visión nocturna permanece en gran medida sin cambios debido al uso de varillas en oposición a los conos (durante el día), que se ven afectados por la hemeralopía y, a su vez, degradan la respuesta óptica diurna.

Por lo tanto, muchos pacientes sienten que ven mejor al atardecer que durante el día.

Cuando alguien sufre de hemeralopía, su visión durante el día se disuade. A esto le sigue la fotoaversión o la aversión a la luz brillante en lugar de la fotofobia, que es el miedo a la luz brillante.

La visión de una persona permanece mayormente inalterada ya que los ojos de un individuo dependen de las varillas durante la noche en lugar de los conos que se usan durante el día.

Estos conos se ven afectados por hemeralopía, lo que dificulta la respuesta óptica diurna. Esto es exactamente por lo que muchos pacientes afirman que ven mejor después del atardecer que durante el día.

Causas de la hemeralopía

Se sabe que la hemeralopía ocurre en varias condiciones oculares. La distrofia del cono y la acromatopsia, que afectan a los conos en la retina, y el medicamento antiepiléptico trimethadiona son causas típicas.

Hereditario: la hemeralopía es un tipo raro de ojo muere que es principalmente de naturaleza hereditaria. Impide que el paciente pueda ver claramente con luz brillante o durante el día.

Otras afecciones oculares: se sabe que es causada por diversas afecciones oculares, como la distrofia del cono y la acromatopsia.

Se sabe que la distrofia en cono es un trastorno ocular que también se hereda. Se lleva a cabo debido a la pérdida de las células cono adecuadas, así como a los fotorreceptores de los que uno depende para su visión central y de color.

La acromatopsia, por otro lado, es un trastorno no progresivo que causa falta de visión del color, alta sensibilidad a la luz, nistagmo y disminución de la visión. También implica la ausencia de conos funcionales en la retina.

En raras ocasiones, puede tener complicaciones oculares como hemeralopía, coriorretinitis pigmentaria, atrofia óptica o coloboma retinal/iris, que tienen un efecto grave en la visión de la persona.

Otra causa más de la hemeralopía es la lesión cerebral posquiasmática uni o bilateral. Esto también puede causar nyctalopia concomitante.

Medicamentos: un medicamento antiepiléptico Trimethadione también puede ser una causa de hemeralopía en algunos casos.

Síndrome de Adie: el Síndrome de Adie también es una causa conocida de hemeralopía. Es un trastorno neurológico que se observa principalmente en mujeres con rodillas ausentes o incluso con sudoración alterada.

La pupila de Adie, que no se contrae en respuesta a la luz; aniridia, que es la ausencia del iris; y el albinismo, donde el iris está pigmentado de manera defectuosa, también puede causar esto.

Aniridia y albinismo: otras dos causas plausibles pueden surgir de la condición de aniridia y albinismo.

Aniridia es en realidad la ausencia del iris y esta condición puede ser congénita o puede deberse a una lesión que involucra la penetración. Por otro lado, el albinismo es principalmente un trastorno congénito que implica la falta de pigmentación en la piel, el cabello y los ojos.

Cataratas: en la catarata central de un individuo mayor que implica el empañamiento/opacidad de los lentes oculares, que es responsable de dispersar la luz antes de que llegue a la retina. Esto conduce a hemeralopía y fotoaversión en sus etapas iníciales.

Retinopatía asociada al cáncer: una causa grave de hemeralopía es la retinopatía asociada al cáncer. Este síndrome particular se observa especialmente cuando ciertas células cancerosas se vuelven responsables de la producción de anticuerpos que actúan contra los componentes de la retina.

Síndrome de Cohen: también conocido como Síndrome de Pepper, es una afección genética. Esto se ve en personas que sufren de obesidad y retraso mental.

También se observa en casos de dismorfia craneofacial, que ocurre debido a la mutación de 8q22-23. Esto en varias ocasiones raras puede conducir a hemeralopía.

¿Cuáles son los síntomas de la hemeralopía?

El síntoma principal de hemeralopía es la incapacidad de ver con luces brillantes o durante el día; y poder ver con luces tenues o al atardecer.

En la oscuridad, el crepúsculo, en condiciones de poca luz, las personas con gemeralopia experimentan una visión deficiente. Sin embargo, al mismo tiempo, bajo las condiciones de iluminación normal, estas mismas personas ven lo suficientemente bien.

Los síntomas de esta enfermedad comienzan a manifestarse incluso en la primera infancia. Los niños en malas condiciones de luz pierden su orientación espacial, ya no distinguen colores y ven objetos a su alrededor.

El diagnóstico se basa en el cuadro clínico, los resultados de las pruebas de laboratorio y las quejas personales de los pacientes.

Tratamiento y manejo de la hemeralopía

Por el momento no existe una cura bien definida para la hemeralopía.

Las causas de esta condición ocular son tan numerosas y diversas que es difícil determinar una cura sin conocer la causa o condición exacta. Si la causa de la hemeralopía es catarata, la extirpación de la catarata es posible en etapas tempranas a través de una cirugía prescrita por un médico.

Por otro lado, si la hemeralopía es de naturaleza más genética, el tratamiento de la misma puede ser mucho más complicado. Por lo tanto, siempre es muy recomendable evaluar adecuadamente su condición visual antes de someterse a cualquier tipo de tratamiento médico.

En general, se recomienda a todas las personas que padecen ceguera diurna que mantengan sus ojos bien protegidos de la luz brillante. En este caso, el uso de gafas de sol o gafas especializadas le permite a uno hacer precisamente eso.

En situaciones más extremas, se proponen gotas especiales para los ojos y lentes con filtro de luz, pero solo después de haber sido revisados ​​adecuadamente por un oculista.

Dichos vidrios tienen lentes en los que el paso de la luz se ha ajustado adecuadamente de acuerdo con los requisitos del paciente que padece hemeralopía.

En esta enfermedad, se le da un papel especial a las medidas preventivas: tratamiento de enfermedades oftálmicas concomitantes y una nutrición racional adecuada. El tratamiento de la ceguera nocturna está principalmente dirigido a eliminar la enfermedad que causa la hemorragia.

Lista recomendada de productos para pacientes con hemorragia:

Ricos en vitamina A. Leche, quesos, yemas de huevo, hígado de bacalao y manteca de vaca, zanahorias, cebollas verdes, espinacas, etc.

Prositamina A. Duraznos, albaricoques, grosellas, cerezas, arándanos y moras ricos en provitamina.

Localmente se atribuye al uso de gotas para los ojos – solución al 5% melanotsitostimuliruyuschego hormona – intermedin. La riboflavina se prescribe en dosis: no más de 0.02 g por día. Además de la nutrición saturada de vitaminas, se asignan complejos especiales de vitaminas A, B2, PP y C.

¿Cómo prevenir la hemeralopía?

Hay ciertos pasos y hábitos saludables que se pueden tomar para tener una vista bien protegida. Como hay una serie de deficiencias que pueden provocar ceguera diurna o ceguera nocturna, es imprescindible tenerlas en cuenta.

Buena dieta para prevenir la hemeralopía

Lo primero que debe tener en cuenta mientras continúa los esfuerzos para obtener una visión más saludable es seguir una dieta saludable. Existen varios tipos de proteínas con las que puede personalizar su dieta.

Tu comida afecta tu salud. La espinaca verde brillante y otras formas de ensalada son la opción principal para mantener su visión.

Las verduras de colores brillantes y de hoja alta proporcionan a su cuerpo nutrientes como luteína y zeaxantina, lo que beneficia su visión en gran medida.

La vitamina A, que se encuentra en abundancia en las zanahorias y las batatas, es un manjar para la salud de sus ojos. Dan el impulso necesario que requieren tus ojos.

Además, tenga en cuenta que las frutas como las fresas y los mangos llevan vitamina C, que es útil para combatir las enfermedades oculares.

La mayoría de los dietéticos recomiendan varios tipos de peces de agua dulce, ya que proporcionan omega 3 en grandes proporciones.

Evite la exposición al sol para prevenir la hemeralopía

Cuando se trata de la vista, la luz del sol brillante es algo de lo que se debe tener cuidado. Su exposición diaria a la luz del sol podría estar poniendo sus vulnerables ojos a algo más que un cálido día soleado.

Existen varios rayos de onda corta y de onda larga que viajan a través de la luz solar y pueden ser corrosivos para su visión. Los rayos ultravioleta y los rayos UVB pueden inducir radiación que conduce a la catarata y la degeneración macular.

La mejor manera de proteger sus ojos contra cualquier daño de estos rayos es usar gafas de sol cada vez que salga a caminar al sol.

Mantenga sus ojos lubricados para prevenir la hemeralopía

En varias ocasiones, el secado de los ojos puede ejercer cierta cantidad de estrés sobre la retina y puede conducir a hemeralopía.

El uso de dispositivos electrónicos durante un período de tiempo largo y constante puede provocar sequedad en los ojos. Esto significa que la capa húmeda de moco en la parte superior de su iris se ha secado, haciendo que sus ojos se sientan irritados y con picazón.

Las gotas para los ojos para mantenerlas húmedas y protegidas se recomiendan para protegerlas de daños y prevenir hemeralopía.

Dejar de fumar para prevenir la hemeralopía

Fumar también lo pone en alto riesgo cuando se trata de ceguera de cualquier tipo, incluida la hemeralopía. Fumar conduce a la producción de cianuro que se mezcla en un flujo sanguíneo.

Esto puede causar daño a sus ojos y provocar condiciones como hemeralopía, cataratas y ojos secos. Si se lleva a cabo de forma regular también puede conducir a la degeneración macular. Esto podría destruir permanentemente la visión en el centro de tus ojos.

Obtenga exámenes oculares regulares para prevenir hemeralopía

Otra prevención que es recomendada con mayor frecuencia por varios médicos y especialistas en ojos es realizarse exámenes oculares regulares y constantes.

Someterse a exámenes oculares regulares en realidad puede ayudarlo a proteger su ojo de contraer enfermedades oculares graves, incluida hemeralopía en el futuro.

Hay varios tipos de problemas que puede prevenir de antemano. Cuestiones como el glaucoma y las enfermedades oculares diabéticas se pueden rastrear y tratar a tiempo.

Las visitas regulares a su especialista en ojos pueden garantizarle un tratamiento saludable a tiempo para sus ojos.

Conclusión

Como ya sabe, la ceguera diurna o la hemeralopía pueden ser causadas por varias condiciones variables. Actualmente no tiene una forma definida de tratamiento y su causa siempre debe evaluarse individualmente.

También hay muchas precauciones que uno puede poner bajo medida para mantener sus ojos sanos y bien protegidos de hemeralopía. Saber con regularidad sobre el requisito de sus ojos puede presentarle incluso más horas de visión saludable.

Administración

Las personas con hemeralopía pueden beneficiarse de las gafas de sol. Siempre que sea posible, la iluminación ambiental debe ajustarse a un nivel confortable. Las lentes con filtro de luz parecen ayudar a las personas que reportan fotofobia.

De lo contrario, el tratamiento se basa en identificar y tratar cualquier trastorno subyacente.