Láser Terapia: Usos, Preparación, Procedimiento, Tipos, Riesgos, Beneficios y Recuperación

cuales son las contraindicaciones de la laserterapia

Son tratamientos médicos que usan luz enfocada.

A diferencia de la mayoría de las fuentes de luz, la luz de un láser es sintonizado a longitudes de onda específicas.

Esto permite que se enfoque en potentes haces. La luz láser es tan intensa que puede usarse para dar forma a diamantes o cortar acero.

En medicina, los láseres les permiten a los cirujanos trabajar con altos niveles de precisión al enfocarse en un área pequeña, dañando menos tejido circundante.

Si se utiliza terapia con láser, se puede experimentar menos dolor, hinchazón y cicatrices que con la cirugía tradicional.

Sin embargo, la terapia con láser puede ser costosa y requerir tratamientos repetidos.

Usos

La terapia con láser se puede usar para:

  • Reducir o destruir tumores, pólipos o crecimientos precancerosos.
  • Aliviar los síntomas del cáncer.
  • Eliminar los cálculos renales.
  • Extirpar parte de la próstata.
  • Reparar una retina desprendida.
  • Mejorar la visión.
  • Tratar la pérdida de cabello como resultado de la alopecia o el envejecimiento.
  • Tratar el dolor.

Los láseres pueden tener un efecto de cauterización o sellado y se pueden usar en:

  • Terminaciones nerviosas para reducir el dolor después de la cirugía.
  • Vasos sanguíneos para ayudar a prevenir la pérdida de sangre.
  • Vasos linfáticos para reducir la hinchazón y limitar la propagación de las células tumorales.

Los láseres pueden ser útiles en el tratamiento de las etapas más tempranas de algunos cánceres, que incluyen:

  • Para el cáncer, la terapia con láser generalmente se usa junto con otros tratamientos, como cirugía, quimioterapia o radiación.

La terapia con láser también se usa cosméticamente para:

  • Eliminar las verrugas, lunares y manchas solares.
  • Eliminar el cabello.
  • Disminuir la aparición de arrugas, imperfecciones o cicatrices.
  • Eliminar tatuajes.

Algunas cirugías con láser, como cirugías cosméticas para la piel y los ojos, se consideran cirugías electivas.

Algunas personas deciden que los riesgos potenciales pueden superar los beneficios de estos tipos de cirugías.

Por ejemplo, algunas afecciones de la salud o de la piel pueden verse agravadas por las cirugías con láser.

Al igual que con la cirugía típica, los problemas generales de salud también aumenta el riesgo de complicaciones.

Preparación

Unos días antes de la cirugía, se recomienda tomar precauciones, como suspender cualquier medicamento que pueda afectar la coagulación de la sangre,

Procedimiento

Las técnicas de terapia con láser varían según el procedimiento.

Si se está tratando un tumor, se puede usar un endoscopio (un tubo delgado, iluminado y flexible) para dirigir el láser y ver los tejidos dentro del cuerpo.

El endoscopio se inserta y luego, el cirujano apunta el láser y reduce o destruye el tumor.

En procedimientos cosméticos, los láseres generalmente se aplican directamente sobre la piel.

Tipos

Algunas cirugías láser comunes incluyen:

  • Cirugía ocular refractiva (a menudo llamada LASIK).
  • Blanqueamiento dental.
  • Eliminación cosmética de cicatrices, tatuajes o arrugas.
  • Eliminación de cataratas o tumores.

Diferentes láseres se utilizan para diferentes procedimientos. Por ejemplo, los láseres de dióxido de carbono (CO2) hacen cortes superficiales.

A menudo se usan para cánceres superficiales, como cáncer de piel.

Los láseres de argón también hacen cortes superficiales y se pueden usar para activar medicamentos fotosensibilizadores (activados por luz) durante la terapia fotodinámica.

Este tipo de tratamiento contra el cáncer combina la luz con la quimioterapia para eliminar más células cancerosas.

La terapia láser de bajo nivel también se llama terapia de láser frío. Utiliza luz láser configurada en longitudes de onda entre 600 y 980 nanómetros.

El láser se usa para realizar cirugías menores y promover la regeneración en el tejido.

Riesgos

La terapia con láser tiene algunos riesgos. Los riesgos para la terapia de la piel incluyen:

  • Sangramiento.
  • Infección.
  • Dolor.
  • Cicatrices.
  • Cambios en el color de la piel.

Además, los efectos previstos del tratamiento pueden no ser permanentes, por lo que puede ser necesario repetir sesiones.

Algunas cirugías láser se realizan mientras está bajo anestesia general, lo que conlleva su propio conjunto de riesgos. Incluyen:

  • Neumonía.
  • Confusión después de despertar de la operación.
  • Ataque al corazón.

Beneficios

Los láseres son más precisos que los instrumentos quirúrgicos tradicionales, y los cortes pueden hacerse más pequeños y menos profundos. Esto causa menos daño al tejido.

Las operaciones con láser suelen ser más cortas que las cirugías tradicionales.

A menudo se pueden hacer de forma ambulatoria. Los pacientes también tienden a sanar más rápido con operaciones con láser.

Es posible que se tenga menos dolor, hinchazón y cicatrices que con las cirugías tradicionales.

Recuperación

La recuperación después de las cirugías con láser es similar a la de una cirugía típica.

Es posible que deba descansar durante los primeros días después de la operación y tomar medicamentos para el dolor, hasta que la incomodidad y la hinchazón hayan disminuido.

La recuperación después de la terapia con láser varía según el tipo de terapia que recibió y el área del cuerpo afectada por la terapia.

Si se realiza una cirugía de próstata con láser, es posible que se deba usar un catéter urinario.

Si es terapia en la piel, se puede experimentar hinchazón, picazón y aspereza alrededor del área tratada.

Durante las primeras dos semanas después del tratamiento, se debe hacer lo siguiente:

  • Usar medicamentos para el dolor, como ibuprofeno (Advil) o acetaminofeno (Tylenol).
  • Limpiar el área regularmente con agua.
  • Aplique ungüentos, como vaselina.
  • Usa bolsas de hielo.
  • Evite eliminar cualquier costra.