Remedios Caseros Para el Acné: Conozca los Mejores Consejos Para Tratar y Prevenir el Acné

remedio casero para el acné en la cara

Es un problema que nos afecta a todos… no importa la edad, todos somos propensos a tener brotes acnéicos

Las causas del acné del adulto son similares a las causas del acné en los adolescentes y se debe a la acumulación de grasa en los poros. La grasa atrae a las bacterias que inflaman los poros, causando las espinillas y los puntos negros.

No se ha podido demostrar con certeza si existe una conexión entre el acné y los alimentos ingeridos. Sin embargo, algunos estudios dicen que el exceso de azúcar, harina refinada y alimentos procesados aumentan la probabilidad de la causa del acné.

Otras causas son hormonales, sabiendo que afecta también a los hombres, el acné adulto que puede tener una mujer puede darse durante la menstruación, el embarazo o durante el período de la menopausia.

El estrés también es una causa del acné. Algunos cosméticos contienen ingredientes que causan el acné, en forma de cremas, mascarillas y correctivos. Algunas personas pueden tener reacciones alérgicas a ciertos productos de belleza y esto puede causar inflamación de la piel y por lo tanto el acné.

Llevar las manos al rostro constantemente puede transferir bacterias y por lo tanto causar el acné. Así mismo se debe tener precaución con algunos productos para el cabello, incluyendo champús y acondicionadores ya que pueden causar espinillas.

¿Qué es el acné severo?

El grano ocasional, sin importar qué tan grande y rojo sea, o cuán terrible sea el momento, no se considera acné severo.

Incluso un brote mensual de acné con algunos baches aquí y allá que desaparecen no suele ser lo suficientemente serio como para necesitar el extenso tratamiento que requiere el acné severo.

El acné severo generalmente se define por tener quistes y nódulos. «Sin embargo, esa definición se puede expandir a las personas que tienen un impacto psicológico significativo debido al acné, a las personas que tienen una gran área de piel afectada, incluso a las personas con espinillas y puntos blancos», dice Joshua Zeichner, MD , dermatólogo y director de investigación cosmética y clínica en el Mount Sinai Medical Center en la ciudad de Nueva York.

E incluso los que tienen acné leve pueden curarse con una cicatrización significativa, que luego también puede considerarse acné severo, agrega el Dr. Zeichner.

Un dermatólogo puede ayudar a tratar el acné severo, generalmente con un medicamento oral, pero a veces se puede necesitar un medicamento tópico o una combinación de ambos, según la Academia Americana de Dermatología.

Las cicatrices del acné también pueden necesitar tratamiento, a menudo con un procedimiento como la microdermabrasión para eliminar las capas dañadas de la piel.

Los cuatro tipos principales de acné severo

Existen otros tipos de acné severo, pero estos son los más comunes:

Acné nodulocístico: la característica distintiva del acné nodulocístico son los quistes inflamados, que son bultos llenos de pus, líquido o algún otro material, según la Sociedad Dermatológica de Nueva Zelanda.

Estos quistes dolorosos pueden ser grandes, de unos pocos centímetros de tamaño, y se encuentran con mayor frecuencia en:

  • Espalda.
  • Pecho.
  • Cuello.
  • Cara.

Un quiste puede ocurrir independientemente o puede tener grandes grupos de quistes agrupados. El acné nodulocístico es difícil de tratar, pero las opciones de tratamiento incluyen:

  • Cirugía del acné (drenaje y extirpación de los quistes).
  • La medicación isotretinoína (Sotret, Claravis, Absorica, Amnesteem, Myorisan y Zenatane).
  • Antibioticos.
  • Inyecciones de corticosteroides en el quiste.

Acné conglobata: el acné conglobata es una forma rara e inusualmente grave de acné noduloquístico.

Se produce cuando se forman grandes quistes dolorosos que se conectan debajo de la piel, creando cicatrices visibles e incluso desfigurantes, explica Zeichner. A menudo golpea a hombres jóvenes.

El primer signo de acné conglobata puede ser granos que empeoran en lugar de mejorar, y eventualmente forman nódulos infectados e inflamados. Estos nódulos están llenos de pus y pueden tener un mal olor.

Los síntomas más comunes del acné conglobata son:

  • Abscesos profundamente inflamados en la piel.
  • Espinillas negras que se encuentran típicamente en las nalgas, el torso, el área del brazo, el cuello y la cara.
  • Cicatrices que pueden ser gruesas o delgadas.
  • Daño importante a la piel.

El acné conglobata «es crónico, pero se quemará después de meses o años», dice Zeichner. «Tratamos de manera agresiva y temprana para prevenir el desarrollo de cicatrices potencialmente permanentes».

Esto suele ser con isotretinoína oral más esteroides orales para ayudar a reducir la inflamación, agrega.

Es importante trabajar con un dermatólogo para tratar y prevenir los episodios recurrentes de este tipo de acné severo.

Acné fulminante: este tipo de acné se caracteriza por una inflamación súbita y severa que afecta a todo el cuerpo, según la Sociedad Dermatológica de Nueva Zelanda.

Está relacionado con un aumento de las hormonas masculinas y es más común en los hombres durante la adolescencia. Sus síntomas incluyen:

  • Fiebre.
  • Dolor e inflamación de las articulaciones, con mayor frecuencia en las rodillas y caderas.
  • Acné severo con úlceras sangrantes, generalmente en la parte superior del cuerpo.
  • Pérdida de peso y disminución del apetito.
  • Hinchazón del bazo y el hígado.

El acné fulminante es un tipo más grave de acné conglobata. El tratamiento se enfoca en controlar la inflamación, por lo que a menudo se recetan medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), según la Sociedad Dermatológica de Nueva Zelanda.

También se pueden necesitar medicamentos corticosteroides para ayudar a controlar la inflamación.

Este tipo recurrente de acné severo debe ser controlado y tratado a largo plazo por un dermatólogo, y puede necesitar tratamiento con la isotretinoína, un medicamento sistémico.

Foliculitis gram negativa: la foliculitis gram negativa es un tipo de infección que se parece al mal acné. Ocurre cuando los folículos en la piel se inflaman a causa de una infección bacteriana.

Algunas veces puede desarrollarse en personas que intentan tratar otra forma de acné severo con antibióticos tópicos u orales durante un largo período de tiempo, según la Sociedad de Dermatología de Nueva Zelanda.

Una tinción de Gram se usa para detectar ciertas bacterias; los que no se vuelven azules cuando se introducen en la tinción de Gram se conocen como «Gram negativos».

La foliculitis gram negativa puede ser difícil de tratar, ya que las bacterias no responden a muchos antibióticos que se usan para tratar el acné grave.

Sin embargo, la isotretinoína y ciertos antibióticos (a menudo ampicilina o trimetoprim) pueden tratar con éxito la foliculitis Gram negativa.

Sin tratamiento, estos cuatro tipos de acné severo pueden causar cicatrices significativas y daños en la piel, así como problemas emocionales y baja autoestima.

Todos los tipos de acné severo deben ser diagnosticados y tratados por un dermatólogo, y muchos de ellos pueden manejarse con éxito.

Cómo tratar el acné

El tratamiento del acné adulto es diferente de tratar que el acné en los adolescentes. La piel del adulto es más seca y más sensible.

Si se emplea productos demasiado agresivos en la piel de un adulto, esta no tiene la misma capacidad de regeneración que tiene una piel más joven y por lo que la piel puede llegar a irritarse mucho y empeorar más el acné.

Una buena opción para equilibrar las hormonas y así controlar el acné es el uso de ciertas píldoras anticonceptivas. Lo ideal es consultar a un dermatólogo o ginecólogo para un análisis de sangre, ya que de esta manera se puede saber cual anticonceptivo es el más adecuado para cada caso.

Un dermatólogo también puede recomendar el uso de pastillas de isotretinoína para el tratamiento de los casos más graves, sin embargo, este es un tratamiento que puede causar efectos secundarios.

Tenga mucho cuidado y siempre consulte a un médico antes de comenzar cualquier tratamiento. Haga caso omiso de las recomendaciones de medicamento por parte de amigos u otras personas, cada caso en particular requiere un tratamiento a la medida.

Los productos naturales son generalmente una buena opción como tratamiento para el acné, ya que no tienen efectos secundarios y son menos abrasivos para la piel siendo recomendados su uso en pieles de cualquier edad.

El aceite del árbol de te: es genial para tratar y prevenir el acné, ya que es un antiséptico y ayuda también a mantener una piel hidratada impidiendo que se reseque la piel.

Jabón de caléndula: alivia el dolor y la irritación causados por el acné y también mata a las bacterias que causan el acné severo.

El aceite de orégano: es un antibiótico natural excelente se puede aplicar directamente a la piel, aplicándolo con un algodón húmedo. Elimina las bacterias y ayuda a mejorar las imperfecciones de la piel.

Otros consejos para tratar y prevenir el acné

Para combatir y prevenir la hiperqueratosis, que básicamente deja la piel más gruesa y por lo tanto se acumula mas grasa en la cara, se recomienda un tratamiento o peeling con ácido láctico o ácido glicólico con una frecuencia semanal.

Haga su exfoliante natural, en casa, puede mezclar yogur o leche descremada (productos lácteos que contienen ácido láctico), con un poco de sal fina. No utilice demasiada sal para no hacer daño a la piel. Aplicar en la cara, masajear durante 3 minutos y enjuagar con agua tibia.

No olvide las siguientes sugerencias:

  • No coloque las manos o los dedos en su cara.
  • Lávese la cara 2 veces al día con en agua tibia.
  • No utilizar tónicos, especialmente por la noche, dejan la piel muy seca y por lo tanto producen más grasa para empeorar la situación.
  • Use acondicionador en la ducha antes de lavarse la cara, porque la acumulación de acondicionador en la piel causa espinillas.
  • Use una máscara exfoliante semanal para ayudar a sanar las espinillas y las marcas del acné, así también para controlar el exceso de grasa.
  • Relájese y trate de dormir al menos 8 horas por noche.