Vulvovaginitis: Tipos, Síntomas, Causas, Diagnóstico, Tratamiento, Pronostico y Prevención

inflamación en la vagina

La vulvovaginitis afecta a mujeres de todas las edades,se trata de una inflamación en la vagina y la vulva causada por una bacteria fúngica, o una infección parasitaria.

Ningún otro concepto en la salud vaginal es tan importante como el estado del ecosistema de la vagina y los cambios hormonales del ciclo menstrual que influyen en ella. La gama de tipos de bacterias son inmensas, incluyendo especies de Staphylococcus, de Streptococcus, bacterias, Lactobacilos y de Cándida (Cándida albicans).

Pero, ¿qué sucede cuando hay demasiados lactobacilos?

Varias especies de lactobacilos fermentan mucho glucógeno, glucosa en ácido láctico, dióxido de carbono, alcohol, ácido fórmico, ácido acético, y peróxido de hidrógeno. Cuando los lactobacilos crecen demasiado, muchos ácidos se reproducen, causando irritación de la vulva y picazón.

Tipos

Vaginitis atrófica: el endotelio, o el revestimiento de la vagina, se vuelve más delgado cuando los niveles de estrógeno disminuyen durante la menopausia, lo que lo hace más propenso a la irritación y la inflamación.

Vaginosis bacteriana: es el resultado de un crecimiento excesivo de bacterias normales en la vagina. Los pacientes generalmente tienen bajos niveles de una bacteria vaginal normal llamada lactobacilos.

Trichomonas vaginalis: a veces se denomina trich y es causada por un parásito protozoario unicelular de transmisión sexual. Puede infectar otras partes del tracto urogenital, incluida la uretra, donde la orina sale del cuerpo.

Candida albicans: es una levadura que causa una infección por hongos, conocida como aftas vaginales. Existe en pequeñas cantidades en el intestino y normalmente se mantiene bajo control por bacterias intestinales normales.

Síntomas

El síntoma más común es la picazón, pero la irritación de la vulva y la disuria a menudo están también presentes. Síntomas cíclicos y recurrentes suelen producirse durante la ovulación y empeoran antes de la menstruación.

Una vez que se produce el inicio del flujo menstrual, la sangre aumenta el pH vaginal y se da inicio significativo a los síntomas.

Otros síntomas asociados con esta condición son dolor durante el coito, dolor al orinar, y el olor característico.

Al examen físico la vulva puede verse roja y ligeramente hinchada, con una pequeña cantidad de secreción blanca y grumosa. Los tejidos de la vulva pueden tornarse un poco sensibles por el malestar durante el examen con el espéculo.

El cuello del útero, la vagina y el útero son normales a menos que haya también algún otro tipo de co-infección.

Causas

Muchos desencadenantes pueden causar una infección en la vagina y áreas vulvares. Las causas más comunes incluyen:

Bacterias

Ciertas bacterias pueden multiplicarse y causar vulvovaginitis. Una infección bacteriana puede causar una secreción blanca grisácea con olor a pescado.

Levadura

Una de las causas más comunes de la vulvovaginitis es Candida albicans. Esta infección de levadura puede causar picor genital y secreción vaginal gruesa y blanca con una textura parecida al requesón.

Algunas mujeres experimentan infecciones por hongos después de usar antibióticos. Esto se debe a que los antibióticos pueden matar las bacterias antimicóticas que viven naturalmente en la vagina.

Virus

Los virus que pueden causar vulvovaginitis generalmente se transmiten sexualmente.

Factores ambientales

La mala higiene y los alérgenos también pueden causar esta condición. La ropa ajustada puede rozar contra la piel y crear irritación y atrapar la humedad en el área.

La piel irritada es más susceptible a la vulvovaginitis que la piel sana. La irritación también puede retrasar la recuperación.

Infecciones de transmisión sexual (ITS)

La vaginitis por tricomonas por ITS puede causar vulvovaginitis. Esta infección causa incomodidad genital, picazón y descarga intensa. La descarga puede ser amarilla, verde o gris. A menudo tiene un fuerte olor.

Productos químicos

Algunos productos químicos pueden causar vulvovaginitis. Estos se encuentran a menudo en jabones, aerosoles femeninos, perfumes y anticonceptivos vaginales. Los productos químicos que pueden causar una reacción alérgica incluyen:

  • Parabenos.
  • Sulfato de sodio.
  • Triclosan.
  • Dioxano.

Si alguno de estos ingredientes está en su jabón o detergente para la ropa, es posible que desee cambiar a una marca hipoalergénica o libre de fragancias. Esto puede ayudar a prevenir que su infección vuelva a ocurrir.

Vulvovaginitis en niñas

La vulvovaginitis es la condición ginecológica más común en las niñas prepúberes.

La vulvovaginitis en los niños se puede tratar con baños diarios, esteroides y antibióticos tópicos a dosis bajas. Es importante aconsejar a su hijo sobre la higiene adecuada del baño. Usar ropa interior de algodón holgada puede evitar que la infección vuelva a ocurrir.

Diagnóstico

La clave está en el examen microscópico. Los exámenes microscópicos de repetición que revelan los mismos hallazgos son la confirmación de la vulvovaginitis. Cada episodio de síntomas de vaginitis puede ser debido a una causa diferente.

Tratamiento para la vulvovaginitis

El objetivo de la terapia está dirigida en reducir el crecimiento excesivo de los lactobacilos y proporcionar alivio de los síntomas.

El uso de agentes antifúngicos, tanto convencionales como alternativos, se debe interrumpir, ya que estos agentes pueden contribuir a la recurrencia de la enfermedad.

El uso de lactobacilos en forma de yogurt, los suplementos y los supositorios se deben suspender. También puede ser aconsejable suspender el uso de tampones ya que el flujo menstrual actúa muy parecido a un agente alcalinizante, elevando el pH vaginal y generando la proliferación de lactobacilos.

Baños de asiento con bicarbonato de sodio ofrecen alivio mediante la eliminación de las secreciones de ácidos irritantes de contacto con los tejidos de la vulva; también es eficaz como efecto calmante local para el tejido donde se produce la picazón.

Considere las duchas vaginales con bicarbonato de sodio mezclando 1-2 cucharadas en un litro de agua caliente ya sea en la bañera o en el inodoro, durante una o dos veces por semana en las fases sintomáticas.

Medicamentos recetados

Después de que su médico identifique el tipo de organismo que causa su vulvovaginitis, es probable que le recete medicamentos.

Los medicamentos para esta condición pueden incluir:

  • Antibióticos orales.
  • Cremas antibióticas (aplicadas directamente sobre la piel).
  • Cremas antibacteriales (aplicadas directamente sobre la piel).
  • Cremas antimicóticas (aplicadas directamente sobre la piel).
  • Pastillas antimicóticas orales.
  • Antihistamínicos orales, si una reacción alérgica es una posible causa.
  • Cremas de estrógeno.

Pronostico

La mayoría de los casos de vulvovaginitis se curan rápidamente cuando se tratan adecuadamente. Regrese con su médico si no ve una mejoría dentro de una semana. Puede encontrar que los tratamientos alternativos son más efectivos.

Las infecciones de levadura y las infecciones bacterianas no se transmiten sexualmente. Si su vulvovaginitis es causada por levaduras o bacterias, no es necesario abstenerse de tener relaciones sexuales durante el tratamiento.

Pero si tiene una ITS o virus, debe esperar hasta que usted y su pareja hayan completado el tratamiento y estén libres de síntomas antes de reanudar las relaciones sexuales.

Si la levadura está causando su vulvovaginitis, es posible que la infección regrese. Los productos de venta libre generalmente pueden tratar estas infecciones.

Prevención de la vulvovaginitis

Las siguientes prácticas ayudarán a prevenir la vaginitis:

  • Buena higiene, usando un jabón suave sin irritantes ni esencias.
  • Usar ropa interior de algodón.
  • Evitando irritantes, que se encuentran en aerosoles de higiene, jabones y otros productos femeninos.
  • Siempre limpiando de adelante hacia atrás para evitar la propagación de bacterias del ano a la vagina.
  • Vistiendo ropa suelta.
  • Practicando sexo seguro.
  • Use antibióticos solo cuando sea necesario.