Anemia Hemolítica: Causas, Síntomas, Diagnóstico, Prevención y Tratamiento

como tratar la anemia hemolítica

Es un nivel anormalmente bajo de glóbulos rojos. La anemia hemolítica ocurre cuando los glóbulos rojos se destruyen demasiado rápido.

Los glóbulos rojos contienen hemoglobina. La hemoglobina es una proteína que transporta oxígeno en la sangre.

Los glóbulos rojos se producen en la médula ósea y luego se liberan en el torrente sanguíneo. Normalmente, viven de 110 a 120 días. Los glóbulos rojos viejos se eliminan de la sangre por el bazo y el hígado.

En las personas con anemia hemolítica, los glóbulos rojos tienen una vida útil anormalmente corta. Puede haber algo mal con ellos, o son normales pero son destruidos por un proceso externo.

Causas

Muchos problemas diferentes pueden causar anemia hemolítica. Éstas incluyen:

Anomalías hereditarias en las membranas de los glóbulos rojos: un glóbulo rojo es como un pequeño globo lleno de líquido.

El globo es la membrana que contiene el fluido en su interior. Los defectos en la membrana pueden hacer que las células cambien de forma. Los glóbulos rojos de forma anormal son identificados por el bazo como anormales y destruidos.

Deficiencias enzimáticas heredadas dentro de los glóbulos rojos. Las enzimas son proteínas y ciertos niveles anormales de enzimas hacen que los glóbulos rojos se vuelvan frágiles. Son propensos a ser destruidos demasiado rápido.

Trastornos de la hemoglobina: las hemoglobinas son proteínas que transportan oxígeno. Algunas personas heredan un gen que produce un tipo anormal de hemoglobina.

Los trastornos de la hemoglobina incluyen la anemia de células falciformes y las talasemias.  Los trastornos de la hemoglobina pueden causar la destrucción fácil de los glóbulos rojos.

Daño físico a los glóbulos rojos: la anemia hemolítica puede ocurrir cuando los glóbulos rojos están dañados:

  • Durante la cirugía de corazón-pulmón.
  • A medida que fluyen cerca de dispositivos colocados dentro del cuerpo, especialmente válvulas cardíacas artificiales.
  • Si están expuestos a calor extremo, como en un paciente con quemaduras graves.
  • Anemia hemolítica autoinmune: esto ocurre cuando el sistema inmunitario del cuerpo destruye por error sus propios glóbulos rojos.

La anemia hemolítica autoinmune puede ser causada por:

  • Enfermedades autoinmunes como el lupus.
  • Ciertos tipos de infecciones.
  • Ciertos medicamentos.

Hiperesplenismo: ocurre cuando el bazo está aumentado de tamaño y es hiperactivo. Atrapa los glóbulos rojos circulantes y los destruye antes de que sean viejos.

En algunos casos, no tiene una causa clara.

Síntomas

Los síntomas varían ampliamente. Los casos leves pueden no causar ningún síntoma. La condición solo puede descubrirse durante una prueba de sangre de rutina.

En otras personas, pueden desarrollarse síntomas evidentes de anemia. Éstas incluyen:

  • Piel pálida.
  • Fatiga.
  • Debilidad.
  • Mareo.
  • Aturdimiento.
  • Falta de aliento.
  • Color amarillento de la piel y los ojos.
  • Orina de color oscuro.

Diagnóstico

Su médico revisará su historial médico. Él o ella le pedirá que describa sus síntomas.

Otras preguntas pueden incluir:

  • ¿Tiene parientes cercanos con una forma hereditaria de anemia?
  • ¿Que medicamentos tomas?
  • ¿Recientemente ha tenido una infección grave?
  • ¿Tienes una válvula cardíaca artificial?
  • ¿Tienes un injerto sintético en sus vasos sanguíneos?
  • ¿Tiene algún otro problema médico, particularmente enfermedades autoinmunes?

Durante su examen físico, su médico buscará signos de anemia. Éstas incluyen:

  • Piel pálida y uñas.
  • Pulso rápido.
  • Soplo cardíaco.
  • Agrandamiento del bazo y el hígado.

Este examen será seguido por análisis de sangre para:

  • Mida los niveles de glóbulos rojos.
  • Mire el tamaño y la forma de los glóbulos rojos.
  • Mida el nivel de hemoglobina.
  • Determine la cantidad de glóbulos rojos inmaduros. La médula puede verter células sanguíneas inmaduras en un esfuerzo por compensar la anemia.

Su médico puede ordenar pruebas para verificar la presencia de sangre en las heces. Esto identifica la anemia que resulta de la pérdida de sangre. Otros análisis de sangre verifican la anemia resultante de la falta de hierro o de ciertas vitaminas en su dieta.

Otras pruebas dependerán de la causa sospechada de su anemia hemolítica.

Duración esperada

La duración de la anemia hemolítica depende de su causa.

La anemia hemolítica causada por un medicamento o infección generalmente es temporal. Desaparece cuando se suspende el medicamento o se trata la infección.

La anemia hemolítica causada por una enfermedad hereditaria es una afección de por vida. El impacto en la calidad de vida y la vida de una persona puede variar mucho.

Depende del trastorno hereditario específico y de su gravedad. Algunas personas no tienen ningún síntoma. Otros tienen síntomas severos y persistentes.

Prevención

La anemia hemolítica causada por medicamentos puede prevenirse. Evite el medicamento que está causando el problema.

No hay forma de prevenir la anemia hemolítica hereditaria. Si una familia hereda una anemia hereditaria, puede someterse a pruebas genéticas. Esto puede evaluar sus posibilidades de transmitirlo a sus hijos.

Tratamiento

El tratamiento para la anemia hemolítica depende de su causa y gravedad.

Anomalías heredadas en las membranas de los glóbulos rojos: si los niveles de hemoglobina son adecuados, es posible que no necesite tratamiento. Si los niveles de hemoglobina bajan muy poco, puede ser necesaria una transfusión de sangre. En casos raros, el bazo se elimina.

Deficiencias enzimáticas heredadas dentro de los glóbulos rojos: las transfusiones de sangre son necesarias para tratar los síntomas graves.

Trastornos de la hemoglobina: el tratamiento no es necesario si la enfermedad es leve o no causa ningún síntoma.

Las personas con formas más graves de talasemia requieren transfusiones de sangre repetidas. Algunos pueden ser candidatos para un trasplante de médula ósea.

La anemia falciforme puede tratarse con:

  • Suplementos de ácido fólico.
  • Transfusiones de sangre.
  • Antibióticos.
  • Un medicamento llamado hidroxiurea (Hydrea).

Daño físico a los glóbulos rojos: puede tratarse con ácido fólico y suplementos de hierro. Las transfusiones de sangre pueden ser necesarias.

Una respuesta autoinmune: el tratamiento depende de la causa y la gravedad. Si un medicamento o infección está causando la anemia, puede ser suficiente para detener el medicamento o recuperarse de la infección.

Para casos más severos, el tratamiento puede incluir:

  • Medicación con corticosteroides.
  • Infusiones intravenosas de inmunoglobulina.
  • Drogas inmunosupresoras.
  • Eliminación del bazo.

Hiperesplenismo: para los síntomas graves, se extirpa el bazo.

Las personas con anemia hemolítica crónica severa, especialmente aquellas con anemia de células falciformes o talasemia, pueden requerir transfusiones de sangre múltiples. El hierro en la hemoglobina puede acumularse en el cuerpo, causando sobrecarga de hierro y daño a los órganos.

Los medicamentos llamados quelantes de hierro, que unen el hierro y mejoran la eliminación de hierro del cuerpo, ayudan a prevenir el daño de los órganos debido a la sobrecarga de hierro.

Cuándo llamar a un profesional

Llame a su médico de inmediato si presenta síntomas de anemia. También llame si nota un tono amarillento en su piel o en el blanco de sus ojos.

Si su familia tiene una forma heredada de anemia, es posible que desee considerar las pruebas genéticas antes de formar una familia.

Pronóstico

Las perspectivas para la anemia hemolítica dependen de su causa y gravedad. La salud subyacente de la persona afectada también afecta el pronóstico.

Los casos que son causados ​​por medicamentos o infecciones generalmente desaparecen rápidamente.

Las personas con anemia hemolítica autoinmune generalmente responden bien al tratamiento.

El pronóstico para las personas con anemias hemolíticas heredadas depende del tipo de enfermedad hereditaria y su gravedad.