Asfixia Neonatal: Causas, Síntomas, Complicaciones, Diagnóstico, Tratamiento, Manejo y Cuidado del Bebé

cuales son las consecuencias de la asfixia neonatal en bovinos

También conocida como Asfixia del Recién Nacido.

Se refiere a un estado patológico en los recién nacidos, en el que se perturba la respiración y se presenta deficiencia de oxígeno .

Esta condición peligrosa y grave, puede ocurrir durante el parto o en los primeros días de vida del bebe.

Causas

La asfixia del recién nacido no puede ocurrir sin ninguna razón, pero antes de hablar de las causas, vamos a prestar atención a los tipos de esta condición patológica.

La asfixia neonatal se clasifica en primaria y secundaria.

Asfixia primaria

Se produce en el feto durante el parto. Este tipo de asfixia es causada por:

  • Hipoxia fetal crónica o aguda.
  • Lesión intracraneal infligida durante el parto.
  • Malformaciones del feto, que afectan a la respiración.
  • La incompatibilidad inmunológica entre el bebé y la madre.
  • Obstrucción en las vías respiratorias con moco o líquido amniótico.

Las enfermedades extra-genitales durante el embarazo también pueden causar asfixia primaria.

Por ejemplo, el feto puede desarrollar la asfixia primaria si la mujer embarazada tiene enfermedades del sistema cardiovascular, diabetes mellitus, anemia por deficiencia de hierro.

El feto también puede desarrollar la asfixia si la madre está sufriendo de preeclampsia, que se acompaña de aumento de la presión arterial e hinchazón en las extremidades.

Muy a menudo, la estructura patológica de la placenta, el cordón umbilical o de las membranas fetales son las causas de la asfixia neonatal primaria.

Los factores de riesgo incluyen la rotura prematura de líquido amniótico, el desprendimiento prematuro de la placenta y la posición inadecuada de la cabeza del feto durante el parto.

Asfixia Secundaria

Ocurre en unas pocas horas o días después del nacimiento. Sus causas pueden ser:

  • Enfermedades del corazón del recién nacido.
  • Perturbación del flujo sanguíneo cerebral.
  • Lesión del SNC (Sistema Nervioso Central).
  • La causa más común de la asfixia secundaria es la neumopatía dispersa, atelectasia polysegmental y hemorragia en los pulmones.
  • La neumopatía se produce durante el embarazo o durante el nacimiento y en el síndrome de trastornos respiratorios.

Complicaciones

La privación de oxígeno es la principal causa de daño cerebral entre los bebés. La falta de prevención de la asfixia durante el trabajo de parto puede provocar un trauma que altera la vida.

Si un niño recibe oxígeno insuficiente, los posibles resultados incluyen:

Alteración fetal: esta afección ocurre cuando un niño experimenta períodos sostenidos de frecuencia cardíaca fluctuante debido a complicaciones que surgen durante el embarazo, el trabajo de parto o el parto.

Por lo general, el sufrimiento fetal es causado por la falta de oxígeno, que puede ser causada por una serie de factores.

Parálisis cerebral: también llamada PC, es una afección que se manifiesta como resultado de la hipoxia fetal que ocurre durante el trabajo de parto y/o parto.

Específicamente, la parálisis cerebral afecta el movimiento del cuerpo de un niño, el control muscular, la coordinación muscular, el tono muscular, el reflejo, la postura y el equilibrio.

También puede afectar las habilidades motoras finas, las habilidades motoras gruesas y el funcionamiento motor oral.

Encefalopatía hipóxicoquímica: esta es una afección en la que el cerebro de un niño no nacido no recibe suficiente oxígeno y sangre.

Leucomalacia periventricular: este tipo de lesión cerebral implica la muerte o necrosis de la sustancia blanca del cerebro debido a la falta de oxígeno o al flujo sanguíneo a los ventrículos (fibras nerviosas que transmiten mensajes del cerebro a los músculos del cuerpo), o el área periventricular alrededor de las partes del cerebro.

Retraso en el desarrollo: la falta de oxígeno fetal puede causar retrasos en el desarrollo motriz, físico, del habla y mental del niño.

Retraso mental: los períodos sostenidos de poco o nada de oxígeno son una de las formas en que un feto por lo demás sano puede convertirse en discapacitado mental al nacer.

Trastornos convulsivos: ciertos tipos de traumas cerebrales y en la cabeza pueden causar convulsiones y trastornos convulsivos en un recién nacido.

Específicamente, si la cabeza de un niño postérmino no puede atravesar el canal de parto, su suministro de oxígeno puede verse comprometido.

Como resultado, pueden surgir ciertos trastornos convulsivos debido a la falta de oxígeno y otras complicaciones asociadas con los mismos.

Parálisis: la falta de oxígeno fetal y el uso excesivo de la fuerza durante el parto son algunas de las formas en que un feto puede estar parcial o totalmente paralizado al nacer.

Debido al hecho de que problemas en un embarazo puede implicar un parto vaginal obstruido, a veces puede ser necesario utilizar más fuerza y ​​ciertos instrumentos obstétricos para liberar al niño del canal de parto.

Por lo tanto, las lesiones como la parálisis pueden ser más probables.

Los procesos metabólicos en el organismo de un recién nacido inician un cambio, la gravedad de esta condición depende de la intensidad y la duración de la asfixia.

Los síntomas de asfixia en un recién nacido

En caso de asfixia aguda, que se desarrolla en el fondo de la hipoxia crónica, hay hipovolemia. Este término se refiere a la reducción del volumen de sangre circulante. La sangre se vuelve más densa y viscosa.

En el cerebro, corazón, hígado, riñones, la hemorragia y edema son posibles, que se desarrollan debido a la falta de oxígeno.

La hipoxia y la asfixia del recién nacido conduce a la disminución de la presión arterial. El número de latidos del corazón se reduce significativamente y la función renal urinaria se deteriora.

Los signos

Los médicos van a identificar esta condición patológica en los primeros segundos de vida de un recién nacido. Se estima la frecuencia y la adecuación de la respiración, color de la piel, el tono muscular, la frecuencia cardíaca y reflejo de irritabilidad.

El principal signo de asfixia en un bebé son los problemas respiratorios, dando lugar a cambios importantes en el cuerpo.

Inmediatamente después del nacimiento del bebé, los médicos realizan una inspección minuciosa. El estado de salud del recién nacido se evalúa de acuerdo con la puntuación de Apgar.

¿Cómo se diagnostica la asfixia neonatal?

Los médicos pueden distinguir las siguientes formas de asfixia:

  • Ligero.
  • Medio.
  • Difícil.
  • La muerte clínica.

El estado de un recién nacido con asfixia se calcula segun la puntuación de Apgar 6-7: el bebé hace su primer aliento, pero su respiración se debilita, el tono muscular se reduce, y el triángulo nasolabial es azulado.

Con medio rango de asfixia según Apgar es de 4-5 puntos: el bebé recién nacido hace el primer aliento dentro de los primeros 60 segundos de vida. Su respiración se debilita (irregular o regular).

El bebé puede presentar taquicardia, pérdida de reflejos, disminución del tono muscular o bradicardia. La piel de la cara, las manos y los pies tiene un tono azulado.

El niño con asfixia severa se estima en 1-3 en la puntuación de Apgar: la respiración está ausente o tiene naturaleza errática. El bebé no llora, gime solamente a veces. El latido del corazón es lento, los reflejos están ausentes.

Los médicos observan la atonía muscular, o hipotensión. La piel es pálida. El cordón umbilical no es pulsante. Muy a menudo se desarrolla insuficiencia suprarrenal.

Durante la muerte clínica, los médicos puntuan el bebé con cero (0) de acuerdo con la puntuación de Apgar. Los especialistas comienzan inmediatamente complejos procedimientos de resucitación para salvar la vida del bebé.

Cabe señalar que la asfixia en recién nacido se revela no solamente por examen externo y la evaluación de la puntuación de Apgar.

El estudio del estado ácido-base de la sangre confirma el diagnóstico. El uso de ultrasonidos y métodos de investigación neurológica, los médicos pueden detectar daños en el sistema nervioso central.

Su bebé recibirá una puntuación de Apgar de 1 a 5 minutos después del nacimiento. El sistema de puntuación tiene cinco factores:

  • Respiración.
  • Apariencia.
  • Respuesta al estímulo.
  • Tono muscular.

Cada factor obtiene un puntaje de 0, 1 o 2. El puntaje más alto posible es 10. Un bebé con puntaje de Apgar más bajo después de 5 minutos tiene un mayor riesgo de asfixia neonatal.

Una puntuación inferior a 7 puede indicar que un bebé no tiene suficiente oxígeno. El médico puede sospechar que su bebé tiene asfixia neonatal si tiene una puntuación de Apgar de 3 o menos durante más de 5 minutos.

Un médico también puede examinar la sangre de un bebé en busca de niveles altos de ácido.

Esto puede indicar una pobre oxigenación. Un médico también puede ordenar análisis de sangre para ver si los riñones, el corazón y el hígado de un bebé podrían verse afectados.

Tratamiento de la asfixia neonatal

Todos los bebés que nacen con esta condición patológica, necesitan terapia intensiva. Los médicos llevan a cabo ciertas actividades en la sala de partos durante los primeros minutos de vida del bebé.

La valoración de los principales parámetros de vida:

  • Ritmo cardíaco.
  • Frecuencia y profundidad de respiración.
  • Hematocrito.

Manejo

Entonces, ¿qué hacen los médicos después de que nazca un bebé con la asfixia?

En primer lugar, cuando ven la cabeza del bebé, insertan una sonda especial en la cavidad nasal y la boca. Con esto se eliminan los restos de moco y líquido amniótico de las vías respiratorias superiores.

Después de que el bebé salió completamente del vientre, los médicos cortan el cordón umbilical. El bebé se pone sobre la mesa y se procede a la reanimación.

Después de restaurar la actividad cardíaca y respiratoria, el bebé va a ser transferido a una unidad de cuidados intensivos.

Otras actividades estarán dirigidas a la eliminación de las consecuencias de la Asfixia. Ellos buscarán restaurar el metabolismo, eliminar la inflamación del cerebro y normalizar las funciones del riñón.

Cuidado del bebé después de la Asfixia

Después de la asfixia del bebé se requiere atención médica especial.

El recién nacido necesita reposo absoluto. Su cabeza debe estar en posición elevada. La terapia de oxígeno también juega un papel importante.

Después de asfixia severa, los bebés se ponen en cajas especiales con alto nivel de oxígeno en el interior. Los bebés permanecen en tales cajas desde varias horas hasta unos pocos días.

La concentración de oxígeno en una caja de este tipo debe ser de aproximadamente 40%.

A veces se utilizan cánulas nasales o máscaras respiratorias especiales. Los médicos las necesitan para controlar las funciones de la temperatura corporal y el intestino del niño.