Astigmatismo Miópico: Definición, Síntomas, Tipos, Diagnóstico y Tratamiento 

cirugía ocular para astigmatismo miópico

Es una afección ocular que ocurre cuando dentro del ojo los rayos de luz se enfocan en dos puntos en lugar de uno para focalizar.

Además se presenta una visión borrosa porque cuando la luz debe posicionarse en la retina lo hace enfrente dificultando el enfoque.

Se desconoce su causa exacta aunque los estudios indican que puede ser hereditaria, incluso algunos médicos especialistas sugieren que todos los individuos presentan algún tipo de astigmatismo.

Esto debido a que es poco común encontrar curvas perfectas en la córnea y el cristalino ocular, pero en algunos casos es más grave que otras y se puede corregir con lentes.

Síntomas de Astigmatismo Miópico

Algunos de los síntomas que se presentan las personas que padecen de esta afección ocular son:

  • Dificultad para enfocar de forma adecuada.
  • Fatiga ocular, sobre todo cuando se mantienen lecturas por tiempos prolongados.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Dolor repentino en los ojos o alrededor de ellos.
  • Sensación de ardor.
  • Visión borrosa al intentar enfocar objetos lejanos.

Esta afección ocular genera una dependencia al uso de lentes o gafas. Por lo que el afectado debe recurrir con frecuencia al oftalmólogo para verificar si la condición se mantiene o ha incrementado.

Tipos

Adicional al Astigmatismo Miopico existen otras afecciones en la vista dentro de la familia del astigmatismo como:

Astigmatismo compuesto: se presenta cuando los dos meridianos principales son hipermétropes o miopes.

Astigmatismo hiperópico: esta afección ocurre cuando los rayos de luz se enfocan detrás de la retina.

Astigmatismo corneal: esta condición se desarrolla cuando existe una curvatura anormal en la superficie posterior o superior de la córnea ocular.

Astigmatismo regular: surge cuando la refracción cambia gradualmente en potencia desde un meridiano principal del ojo al otro, los dos meridianos siempre en ángulos rectos; esta condición se clasifica además como contraria a la regla cuando el meridiano de mayor poder de refracción tiende hacia la horizontal.

Astigmatismo irregular: se forma cuando la curvatura varía en diferentes partes del mismo meridiano o en el que la refracción en los meridianos sucesivos difiere de forma irregular.

Astigmatismo mixto: en el que un meridiano principal es hipermétrope y el otro miope.

¿Cómo se diagnostica el Astigmatismo Miópico?

Los especialistas en la afección u oftalmólogos, realizan un estudio ocular denominado test de retinoscopía, el cual cosiste en proyectar en el ojo del paciente una luz de forma vertical y horizontal para diagnosticar el astigmatismo.

En el caso de la miopía se realiza una prueba de agudeza y focalización visual.

Tratamiento

Esta afección ocular puede tratarse de dos maneras:

La solución más frecuente y la primera o la más recomendada por los oftalmólogos es el uso de gafas o lentes con formula. Esto ayuda a mejorar el defecto de la córnea.

En algunos casos suelen corregir en gran escala los defectos que genera el astigmatismo.

La efectividad de los lentes se presenta porque se componen de una superficie esférica que ayuda a corregir la miopía y una cilíndrica que mejora el astigmatismo.

En la mayoría de los casos los lentes de contacto suelen ser poco recomendados y  engorrosos para los que padecen de esta condición, debido a que suelen ser difíciles de mantener fijos en el ojo y sin moverse en todo el día.

Por otra parte la cirugía refractiva puede ser una solución inmediata y en muchos casos definitiva. Si la afección no es tan grave, al realizarse una cirugía ocular, el paciente puede quedar en perfecto estado y no es necesario el uso de gafas o lentes de contacto con fórmulas correctivas.

La cirugía láser ha tenido una aceptación en la mayoría de los casos que requieren o desean una intervención quirúrgica para eliminar el padecimiento. Esta técnica lleva más de 20 años en el mercado y es un procedimiento seguro e indoloro.

Las operaciones oculares tienen un porcentaje de efectividad del 95% pero los efectos secundarios suelen ser sequedad ocular o visualizar aros.

Lo habitual es programar dos cirugías, primero se opera un ojo y después el otro. Así los médicos pueden hacerle seguimiento al caso y determinar el éxito de las intervenciones, disminuir los riesgos de fallos o complicaciones sin modificar drásticamente el estilo de vida del paciente.