Glándula Adrenal: ¿Qué Es? Función, Hormonas Productoras y Afecciones Relacionadas

función de la glándula adrenal

También llamadas glándulas suprarrenales, son pequeñas estructuras unidas a la parte superior de cada riñón.

El cuerpo humano tiene dos glándulas suprarrenales que liberan sustancias químicas llamadas hormonas en el torrente sanguíneo. Estas hormonas afectan muchas partes del cuerpo humano.

¿Dónde están las glándula adrenales?

El cuerpo humano tiene dos glándulas suprarrenales y una se sienta encima de cada riñón. Cada glándula suprarrenal pesa 4-5 g en un adulto. Las suprarrenales se detectan por primera vez a las 6 semanas de gestación.

Función

Cada glándula suprarrenal está compuesta de dos partes distintas: la parte externa llamada corteza suprarrenal y la médula suprarrenal interna.

Las glándulas suprarrenales secretan diferentes hormonas que actúan como «mensajeros químicos». Estas hormonas viajan en el torrente sanguíneo y actúan en varios tejidos corporales para permitirles funcionar correctamente. Todas las hormonas adrenocorticales son compuestos esteroideos hechos de colesterol.

¿Qué hormonas producen las glándula adrenales?

La corteza suprarrenal produce tres hormonas:

Mineralocorticoides: El más importante de los cuales es la aldosterona. Esta hormona ayuda a mantener los niveles de sal y agua del cuerpo que, a su vez, regulan la presión arterial. Sin aldosterona, el riñón pierde cantidades excesivas de sal (sodio) y, en consecuencia, agua, lo que lleva a deshidratación severa y presión arterial baja.

Glucocorticoides: Predominantemente el cortisol. Esta hormona está involucrada en la respuesta a la enfermedad y también ayuda a regular el metabolismo del cuerpo.

El cortisol estimula la producción de glucosa ayudando al cuerpo a liberar los ingredientes necesarios del almacenamiento (grasa y músculo) para producir glucosa. El cortisol también tiene importantes efectos antiinflamatorios.

Andrógenos suprarrenales: Hormonas sexuales masculinas principalmente dehidroepiandrosterona (DHEA) y testosterona. Todos tienen efectos débiles, pero juegan un papel en el desarrollo temprano de los órganos sexuales masculinos en la infancia y el vello corporal femenino durante la pubertad.

La hormona adrenocorticotrópica (ACTH), secretada por la glándula pituitaria anterior, afecta principalmente a la liberación de glucocorticoides y andrógenos suprarrenales por la glándula suprarrenal y, en mucha menor medida, también estimula la liberación de aldosterona.

La médula suprarrenal produce catecolaminas: Las catecolaminas incluyen adrenalina, noradrenalina y pequeñas cantidades de dopamina; estas hormonas son responsables de todas las características fisiológicas de la respuesta al estrés, la llamada respuesta de «lucha o huida».

Afecciones de las glándula adrenales

Comúnmente, puede producirse una sobreproducción de aldosterona, que causa una condición conocida como hiperaldosteronismo primario. Esto causa presión arterial alta, que es resistente a las tabletas de control de la presión arterial convencionales y trastornos de la sal.

La presión arterial alta puede causar dolores de cabeza y problemas visuales. Algunos estudios han sugerido que el hiperaldosteronismo puede representar hasta el 5% de todas las personas con presión arterial alta y una proporción aún mayor de aquellos que tienen hipertensión resistente al tratamiento.

En casos raros, las glándulas suprarrenales pueden volverse hiperactivas o poco activas. Los dos principales trastornos relacionados con glucocorticoides que resultan de estos son el síndrome de Cushing y la enfermedad de Addison, respectivamente.

El síndrome de Cushing: se debe a las glándulas suprarrenales hiperactivas debido a la producción excesiva de cortisol.

Los hallazgos clínicos incluyen adelgazamiento y moretones de la piel, obesidad, diabetes, trastornos psiquiátricos, presión arterial alta, debilidad muscular, osteoporosis, vello facial excesivo y períodos irregulares en las mujeres. Puede resultar en una falla de crecimiento en los niños.

Los pacientes con exceso de cortisol también tienen problemas de cicatrización y una mayor susceptibilidad a la infección.

La enfermedad de Addison o la insuficiencia suprarrenal se debe a la insuficiencia de las glándulas suprarrenales asociadas con la falta de hormonas.

La insuficiencia suprarrenal puede ser aguda o crónica. Los síntomas de insuficiencia suprarrenal crónica incluyen presión arterial baja, fatiga, pérdida de peso, anorexia, náuseas, vómitos, dolor abdominal, ansias de sal y bajo nivel de azúcar en la sangre.

La piel y las membranas mucosas pueden mostrar una pigmentación aumentada. La pérdida de características sexuales secundarias solo se observa en mujeres con la enfermedad.

La insuficiencia suprarrenal aguda es una emergencia médica y debe ser identificada y tratada con prontitud. Las características de la insuficiencia suprarrenal aguda son el colapso circulatorio con dolor abdominal y bajo nivel de azúcar en la sangre.

La sobreproducción de andrógenos también es muy rara, pero puede ocasionar un crecimiento excesivo del cabello y alteraciones del período menstrual.

Los tumores de la glándula suprarrenal son en su mayoría benignos y no producen una producción excesiva o insuficiente de hormonas suprarrenales.

La mayoría de los tumores se descubren incidentalmente cuando las personas se someten a escáner por varias otras razones. El cáncer suprarrenal es muy raro. Los tumores suprarrenales pueden requerir cirugía si son grandes o sobreproducen hormonas.

El tratamiento de cada trastorno varía según la causa específica. Los pacientes con inquietudes sobre estas afecciones deben consultar a su médico.