Llagas En La Boca: Causas, Síntomas, Diagnóstico, Tratamiento y Prevención

úlceras dolorosas

Son úlceras dolorosas que se encuentran en las mejillas, los labios, las encías, la lengua, el fondo de la boca y el paladar blando, incluso se pueden desarrollar llagas en el esófago.

Estas llagas pueden ser causadas por una variedad de factores, que van desde el estrés hasta las enfermedades gastrointestinales.

Los síntomas de dolor en la boca generalmente incluyen una sensación de ardor u hormigueo dentro de la boca seguida de úlceras dolorosas y sensibles.

En casos más severos, las llagas en la boca pueden estar acompañadas por ganglios linfáticos inflamados, fatiga física y fiebre.

El herpes simple causa lesiones en los labios o ampollas febriles.

Las llagas en la boca causadas por herpes son muy contagiosas, y dejan de serlo cuando están completamente curadas.

Causas

Existen múltiples causas que pueden originar llagas en la boca de una persona, incluyendo causas leves hasta enfermedades muy  graves.

Aftas

No hay causa conocida para las aftas. Aparecen como úlceras gris claro con un anillo exterior rojo. Las llagas en la boca se forman por:

  • Morderse las mejillas,  la lengua o los labios.
  • Quemaduras en la boca al intentar comer alimentos o bebidas calientes.
  • Traumatismo tisular ocasionado por aparatos ortopédicos, dentaduras postizas o retenedores.
  • Masticar tabaco o contacto de las mucosas con sustancias irritantes, también pueden estar relacionadas con el consumo de alimentos y bebidas ácidas.

Las aftas y no son contagiosas y la persona puede ser más propenso a ellas debido a:

  • Un sistema inmune debilitado por enfermedad o estrés.
  • Deficiencias de minerales y vitaminas.
  • Enfermedades inflamatorias como la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa, la enfermedad celíaca y la enfermedad de Behcet, además de enfermedades relacionadas con un sistema inmunitario deprimido.

Ocasionalmente, las llagas en la boca son el resultado de una reacción a:

  • Medicamentos.
  • Radiación o quimioterapia.
  • Trastornos autoinmunes.
  • Trastornos hemorrágicos.
  • Cáncer.
  • Infecciones bacterianas, virales o fúngicas.
  • El lauril (sulfato de sodio, que se encuentra en las pastas dentales y enjuagues bucales).
  • Un sistema inmune debilitado debido al SIDA o un trasplante de órgano reciente.

Herpes labial

El herpes labial aparece como pequeñas úlceras llenas de líquido alrededor de los labios.

Son causadas por el virus del herpes simple y son extremadamente contagiosas.

El virus puede permanecer latente durante años después de la infección inicial, y puede reaparecer desencadenado por:

  • Estrés.
  • Sistema inmune debilitado.
  • Fiebre.
  • Fatiga.
  • Exposición solar.
  • Cambios hormonales.

Síntomas de las llagas en la boca

Las llagas en la boca, generalmente son una irritación leve y duran solo una o dos semanas, estas causan enrojecimiento y dolor.

Usualmente causan una sensación de hormigueo y ardor en la zona donde se encuentra la llaga.

Los síntomas graves incluyen:

  • Llagas con un tamaño de más de 1,5 cm.
  • Alta frecuencia de aparición de llagas en la boca del paciente.
  • Erupciones.
  • Dolor en las articulaciones.
  • Fiebre.
  • Diarrea.

Los síntomas del herpes labial incluyen una sensación de picazón y hormigueo inicial alrededor de los labios, una ruptura de pequeñas ampollas, secreción de líquido después de una ampolla reventada, y finalmente una costra.

Diagnóstico

Generalmente, las llagas en la boca no requieren de un diagnóstico médico.

Sin embargo, se debe consultar al médico si:

  • Aparecen parches blancos en las llagas.
  • Si se sospecha de herpes simple o alguna otra infección.
  • Si las llagas no desaparecen después de un par de semanas, o llegan a empeorar.
  • Cuando se inicie un tratamiento (efecto secundario de un medicamento).
  • Cuando se inicie el tratamiento del cáncer.
  • Si recientemente se realiza una cirugía de trasplante.

El médico realizará un examen físico de la boca, lengua y labios.

Si hay sospecha de cáncer, es posible que se realice una biopsia y algunas pruebas.

Tratamiento

Las llagas en la boca leves usualmente desaparecen de forma natural en un lapso de 10 a 14 días, pero es posible que tengan una duración de hasta seis semanas.

Mientras estén presentes las llagas en la boca se debe evitar lo siguiente:

  • Los alimentos calientes, picantes, salados, cítricos y con alto contenido de azúcar.
  • El tabaco y el alcohol.
  • Apretar o romper las llagas o ampollas.

Se recomienda para el alivio de los síntomas:

  • Comer hielo, helados, sorbetes u otras comidas frías.
  • Consumir un analgésico.
  • Aplicar una fina pasta de bicarbonato de sodio y agua.
  • Aplicar una solución de una parte de peróxido de hidrógeno y una parte de agua.
  • Aplicar medicamentos antiinflamatorios.
  • Aplicar gel con esteroides.
  • Cuando las llagas en la boca son provocadas por infecciones virales, bacterianas o fúngicas, se debe tomar medicamentos para tratar la infección.
  • Comer alimentos que sean fáciles de masticar y tragar, en bocados pequeños, evitando vegetales crudos y frutas, y otros alimentos duros, secos o crujientes.
  • Evite las frutas y los jugos muy ácidos, como la naranja, el pomelo, la lima o el limón.
  • Para acelerar la recuperación, se pueden usar medicamentos como Maalox o leche de magnesia, vertiendo el líquido sobre el área dolorida y enjuagar la boca con agua después de dejar actuar durante 15 a 20 minutos.

En aquellos casos de cáncer en la boca, se puede requerir de una cirugía o una quimioterapia.

Prevención

Para la prevención de la aparición de llagas en la boca se debe:

  • Evitar las comidas y bebidas muy calientes.
  • Masticar lentamente, usar un cepillo de dientes suave y practicar la higiene dental regularmente.
  • Acudir al odontólogo si algún accesorio dental o un diente esta irritando la boca.
  • Disminuir el estrés.
  • No fumar ni masticar tabaco.
  • Proteger los labios cuando se esté expuesto al sol y usar bálsamos labiales o protectores solares.
  • Revisar la boca dos veces al día usando una pequeña linterna y una paleta.
  • Cepillar los dientes con un cepillo de cerdas suaves.
  • Enjuagar bien el cepillo de dental con agua caliente después de su uso y guardarlo en un lugar fresco y seco.
  • Usar una pasta de dientes no abrasiva que contenga flúor.
  • Limpiar las dentaduras postizas frecuentemente, y guárdelas en una solución antibacteriana. Si las dentaduras se ajustan mal, debe realizar las reparaciones necesarias, para no provocar irritaciones.