Ambliopatía: Definición, Causas, Signos, Síntomas, Diagnóstico, Tratamiento, Pronóstico y Complicaciones

ambliopia

El cerebro y los ojos trabajan juntos para producir la visión.

El ojo enfoca la luz en la parte posterior del ojo conocida como la retina. 

Las células de la retina luego activan señales nerviosas que viajan a lo largo de los nervios ópticos hasta el cerebro.

La ambliopatía llamada ambliopía, es término médico que describe una disminución de agudeza visual o visión en uno o ambos ojos, la cual se produce porque las células cerebrales encargadas de la visión del órgano afectado no se desarrollan debido a falla en la estimulación.

El ojo se ve intacto, pero no se está usando normalmente porque el cerebro está favoreciendo al otro ojo. Esta condición también conocida como ojo perezoso u ojo vago es la causa más común de impedimento visual durante la infancia.

¿Qué causa la ambliopía?

La ambliopía puede deberse a cualquier condición que impida que el ojo se enfoque con claridad. La ambliopía puede ser causada por la desalineación de los dos ojos, una condición llamada estrabismo.

Con el estrabismo, los ojos pueden entrar (esotropía) o volverse (exotropía). Ocasionalmente, la ambliopía es causada por una opacidad en la parte frontal del ojo, una condición llamada catarata.

Una causa común de la ambliopía es la incapacidad de un ojo para enfocar, así como el otro. La ambliopía puede ocurrir cuando un ojo es más miope, más previsor o tiene más astigmatismo. Estos términos se refieren a la capacidad del ojo para enfocar la luz en la retina.

La hipermetropía se produce cuando la distancia desde la parte frontal hasta la parte posterior del ojo es demasiado corta. Los ojos con visión de futuro tienden a enfocar mejor a distancia, pero tienen más dificultad para enfocar objetos cercanos.

La miopía, o miopía, ocurre cuando el ojo está demasiado largo de adelante hacia atrás. Los ojos con miopía tienden a enfocar mejor los objetos cercanos. Los ojos con astigmatismo tienen dificultad para enfocar objetos lejanos y cercanos debido a su forma irregular.

Fisiopatología

Aunque existen muchos tipos de ambliopatía, se cree que sus mecanismos básicos son los mismos, aunque cada factor puede contribuir con cantidades diferentes para cada tipo específico de ambliopía.

En general, se cree que la ambliopatía es el resultado de la desuso de una estimulación retiniana foveal o periférica inadecuada y / o de una interacción binocular anormal que causa una entrada visual diferente de las fóveas.

Se han determinado tres periodos críticos del desarrollo de la agudeza visual humana.  Durante estos períodos de tiempo, la visión puede verse afectada por los diversos mecanismos para causar o revertir la ambliopatía.

Estos períodos son los siguientes:

El desarrollo de la agudeza visual desde el rango 20/200 hasta 20/20, que ocurre desde el nacimiento hasta los 3-5 años.

El período de mayor riesgo de ambliopía por privación, desde unos pocos meses hasta 7 u 8 años.

Período durante el cual se puede obtener la recuperación de la ambliopía, desde el momento de la privación hasta la adolescencia o incluso a veces la edad adulta.

Se desconoce si las diferentes funciones visuales (p. Ej., Sensibilidad al contraste, estereopsis) tienen diferentes períodos críticos. En el futuro, la determinación de estos marcos de tiempo puede ayudar a modificar el tratamiento de la ambliopía.

Signos y síntomas de la ambliopatía

Los síntomas típicamente incluyen:

  • Entrecerrar los ojos o cerrar un ojo.
  • Percepción de profundidad deteriorada.
  • Mala coordinación ojo-mano.
  • Tropiezos y / o propensos a accidentes.
  • Problemas con el movimiento de los micro ojos.
  • Velocidad de lectura y comprensión más lenta.

Otra pista que su hijo puede tener ambliopía es si él o ella llora o se queja al cubrir un ojo.

Puede probar esta sencilla prueba de detección en casa simplemente cubriendo y descubriendo los ojos de su hijo (un ojo a la vez) cuando está realizando una tarea visual, como mirar televisión.

Si a su hijo no le molesta que le cubran un ojo, pero se opone a él cuando lo hace, esto puede sugerir que el ojo que ha cubierto es el ojo «bueno» y que el ojo no cubierto tiene ambliopía y causa visión borrosa.

Pero una simple prueba de detección no sustituye a un examen ocular completo.

Haga que examinen los ojos de su hijo según lo recomendado para asegurarse de que tenga una visión normal en ambos ojos y que los ojos funcionen juntos como un equipo.

Diagnóstico de la ambliopatía

Los estudios de imagen que pueden ser útiles cuando el examen ocular es normal y existe una sospecha de una causa orgánica incluyen los siguientes:

  • Resonancia magnética.
  • Angiografía con fluoresceína (para evaluar la retina).

Otras pruebas que pueden ser útiles en el diagnóstico incluyen las siguientes:

  • Estudios electrofisiológicos.

Tratamiento y manejo de la ambliopatía

El tratamiento tiende a ser más efectivo cuanto más joven es el niño.

Después de que el niño tiene 8 años, la probabilidad de mejorar la visión disminuye significativamente, pero aún puede ser eficaz.

Hay dos enfoques para el tratamiento del ojo perezoso:

  1. Tratar un problema ocular subyacente.
  2. Hacer que el ojo afectado funcione para que la visión se desarrolle.

Tratamiento para problemas oculares subyacentes

Muchos niños que tienen una visión desigual, o anisometropía, no saben que tienen un problema ocular porque el ojo más fuerte y el cerebro compensan el déficit. El ojo más débil empeora progresivamente y se desarrolla la ambliopía.

Anteojos: a los niños con visión corta, visión de futuro o astigmatismo se les recetarán anteojos. El niño tendrá que usarlos todo el tiempo para que el especialista pueda controlar su eficacia en la mejora de los problemas de visión en el ojo vago.

Las gafas también pueden corregir un giro de los ojos. A veces, los anteojos pueden resolver la ambliopía y no se requiere más tratamiento.

No es raro que los niños se quejen de que su visión es mejor cuando no usan lentes. Deben ser alentados a usarlos para que el tratamiento sea efectivo.

Cirugía de cataratas, o facoemulsificación: si una catarata es la causa de la ambliopía, se puede extirpar quirúrgicamente con anestesia local o general.

Corrección de párpados caídos: para algunas personas, la ambliopía es causada por un párpado que bloquea la visión del ojo más débil. En este caso, el tratamiento habitual es la cirugía para levantar el párpado.

Conseguir que el ojo vago funcione

Una vez que se corrige la visión y se resuelven los problemas médicos subyacentes, se pueden tomar otras medidas para ayudar a mejorar la visión.

Oclusión o uso de un parche: se coloca un parche sobre el ojo «bueno» para que el ojo vago tenga que funcionar. Como el cerebro solo recibe información de ese ojo, no la ignorará. Un parche no se deshará de un giro ocular, pero mejorará la visión en el ojo vago.

La duración del tratamiento depende de muchos factores, incluida la edad del niño, la gravedad de su problema y la medida en que se adhieren a las instrucciones del especialista. El parche generalmente se usa durante unas pocas horas cada día.

Se debe alentar a un niño a hacer actividades de primer plano mientras usa el parche, como leer, colorear o realizar tareas escolares.

Gotas oftálmicas de atropina: se pueden usar para desenfocar la visión del ojo no afectado. La atropina dilata la pupila, lo que produce una imagen borrosa cuando se miran las cosas de cerca. Esto hace que el ojo perezoso funcione más.

La atropina suele ser menos conspicua e incómoda para el niño, en comparación con un parche, y puede ser igual de efectiva. A los niños que no pueden tolerar el uso de un parche se les pueden recetar gotas para los ojos.

Ejercicios de visión: esto involucra diferentes ejercicios y juegos dirigidos a mejorar el desarrollo de la visión en el ojo afectado del niño. Los expertos dicen que esto es útil para los niños mayores. Los ejercicios de visión se pueden hacer en combinación con otros tratamientos.

Cirugía: a veces, la cirugía ocular se realiza para mejorar la apariencia de un giro ocular, lo que resulta en una mejor alineación de los ojos. Esto puede o no mejorar la visión.

Pronóstico

Después de 1 año, aproximadamente el 73% de los pacientes muestran éxito después de su primer ensayo de terapia de oclusión.

Los estudios han demostrado que el número de pacientes que conservan su nivel de agudeza visual disminuye con el tiempo al 53% después de 3 años.

Los factores de riesgo para el fracaso en el tratamiento de la ambliopatía incluyen los siguientes:

  • Tipo de ambliopía: los pacientes con anisometropía alta y los pacientes con patología orgánica tienen el peor pronóstico. Los pacientes con ambliopía estrabísmica tienen el mejor resultado.
  • Edad a la que comenzó la terapia: los pacientes más jóvenes parecen mejorar.
  • Profundidad de la ambliopía al inicio de la terapia: cuanto mejor sea la agudeza visual inicial en el ojo ambliope, mejor será el pronóstico.

Complicaciones asociadas a la ambliopatía

Ceguera: si no se trata, el paciente puede perder la vista en el ojo afectado. Esta pérdida de visión suele ser permanente.

Vuelta del ojo: el estrabismo, donde los ojos no están correctamente alineados, puede volverse permanente.

Visión central: si la ambliopía no se trata durante la infancia, es posible que la visión central del paciente no se desarrolle correctamente. El problema puede afectar su capacidad para realizar ciertas tareas.

Educación del paciente

Los padres deben ser educados sobre la importancia del tratamiento y el cumplimiento, así como las implicaciones visuales, porque el tratamiento de la ambliopía a menudo está en manos de los padres.