Dolor Lumbar: Tipos, Causas, Síntomas, Diagnóstico, Tratamientos y Prevención

dolor lumbar al dormir

Puede ocurrir a cualquier edad, pero es un problema particular en personas más jóvenes cuyo trabajo implica esfuerzo físico y mucho más tarde en la vida, en los ancianos.

La región lumbar está ubicada en la parte inferior de la espalda.

El dolor lumbar se puede definir como dolor leve o severo o incomodidad en el área de la espalda baja.

Este usualmente se resuelve solo y en la mayoría de los casos es el resultado de una lesión por esfuerzo. Este dolor en la parte inferior de la espalda se conoce comúnmente como lumbago.

Tipos

El dolor puede ser agudo (repentino y severo) o crónico si ha durado más de tres meses:

Dolor lumbar agudo

El dolor lumbar agudo generalmente tiene una duración de unos pocos días hasta algunas semanas.

La mayoría de los dolores de espalda agudos son consecuencia de un traumatismo en el área o un trastorno como la artritis. Ocasionalmente, el dolor lumbar puede «irradiarse» a otra parte, como las piernas, las nalgas o los pies.

Dolor lumbar crónico

El dolor crónico de espalda se mide por la duración y se define como el dolor que persiste durante más de 3 meses.

A menudo es progresivo y la causa específica puede ser difícil de determinar.

La columna vertebral

La columna vertebral, resiste el peso de la parte superior del cuerpo y protege a la médula espinal. La columna está formada por más de treinta huesos apilados uno sobre el otro (las vertebras).

Cada uno de estos huesos contiene un orificio que crea un canal que rodea la médula espinal.

Posee raíces nerviosas que salen y entran de la médula espinal por los espacios que se encuentran entre las vértebras.

Estos espacios permiten flexibilidad y actúan como amortiguadores.

La columna vertebral tiene 4 regiones:

  • 7 vértebras cervicales (cuello): C1 a C7.
  • 12 vértebras torácicas (parte superior de la espalda): T1 a T12.
  • 5 vértebras lumbares (espalda baja): L1 a L5.
  • Sacro y coxis: grupo de huesos fusionados en la base de la columna.

Las vértebras, o bloques de construcción óseos de la columna vertebral, están amortiguados por discos en forma de gel entre las vértebras.

Estos discos son vulnerables a lesiones, y pueden llegar a degenerarse con la edad.

Hay enfermedades que pueden producir dolores lumbares que incluyen a la estenosis espinal, la espondilitis y la fibromialgia.

Causas

La causa principal del lumbago o del dolor lumbar es la tensión de los músculos. Girar o levantar una carga pesada de manera incorrecta, puede tensar los músculos y ligamentos de la espalda, causando dolor agudo.

Este también puede ocurrir después de realizar ejercicios, después del uso excesivo y repetitivo de la zona lumbar, pero ocasionalmente también puede ser causado por lesiones en los discos o la aparición de una hernia en los discos de la columna vertebral.

Los deportes de alto impacto como fútbol, correr,  voleibol o el golf, deportes que se involucran con el torcimiento repetitivo de la pelvis, también pueden ocasionar el dolor lumbar. Otros factores que pueden causar el dolor lumbar son:

  • Las caídas.
  • Sesiones prolongadas de trabajo sentado o con posiciones incorrectas.
  • Actividades que sometan al cuerpo a vibraciones continuas.
  • El habito de fumar.
  • El sobrepeso.
  • La altura extrema del individuo.

En el área laboral existen algunas actividades que requieren de un gran esfuerzo físico y que a largo plazo pueden ocasionar dolor en la región lumbar como:

  • Trabajadores que cargan equipaje o se encargan de almacenar mercancías en los almacenes.
  • Los cirujanos y las enfermeras.
  • Los choferes de los autobuses y los taxis.
  • Los obreros.
  • Los empleados para la limpieza, instaladores y limpiadores de alfombras.
  • Trabajadores del sector agrícola.
  • Bomberos y policías.
  • Porteros.
  • Mecánicos.

También personal de oficina como trabajadores de los centros de llamadas, empleados de archivos y operadores de computadoras.

Síntomas

Los síntomas de dolor lumbar van desde agudos y punzantes hasta dolores sordos.

Los dolores lumbares se pueden presentar de forma constante o intermitente y algunas veces posicionales.

Un dolor lumbar agudo puede surgir súbitamente después de la ocurrencia de una lesión.

Existen signos de advertencia de una lesión más complicada que incluyen la presencia de dolores al orinar o toser, pérdida del control de los esfínteres, debilidad en las extremidades inferiores y fiebre.

Estos síntomas adicionales y el dolor lumbar prolongado por más de 72 horas, requieren una evaluación médica con urgencia.

Diagnóstico

El dolor lumbar para ser diagnosticado adecuadamente requiere de una descripción por parte del paciente.

El médico realizará el examen físico y generalmente puede ordenar pruebas para el diagnóstico diferencial del dolor de espalda como:

  • Radiografía.
  • Tomografía computarizada.
  • Mielogramas.
  • Discografía.
  • Resonancia magnética.
  • Electrodiagnósticos.
  • Escaneos óseos.
  • Imágenes de ultrasonido.
  • Análisis de sangre.

Tratamientos

Las terapias frías o calientes

Este tipo de terapias alivian momentáneamente los dolores lumbares.

El reposo

Los estudios sugieren que el reposo en cama estricto a menudo puede prolongar o empeorar el dolor lumbar, también puede inducir a complicaciones secundarias, como la depresión, la disminución del tono muscular y los coágulos de sangre en las piernas.

Los pacientes con dolor lumbar se deben mantener en constante actividad para obtener una mayor flexibilidad y una recuperación más rápida.

El yoga

Estudios sugieren que los estiramientos convencionales funcionan muy bien, y con el yoga se pueden obtener los mismos beneficios.

El instructor debe tener experiencia en las terapias para el dolor de espalda y en las posturas más adecuadas para el paciente, tanto en la vida cotidiana como para ejecutar su trabajo.

Las terapias

Como manipulación espinal y los tratamientos de masajes que pueden liberar la tensión muscular.

Las sesiones de acupuntura

Con la acupuntura se liberan sustancias como endorfinas, serotonina y acetilcolina que alivian el dolor.

Los medicamentos

Se usan analgésicos como acetaminofén, aspirina y opioides como la codeína, la oxicodona, la hidrocodona y la morfina. Antiinflamatorios como el ibuprofeno, el ketoprofeno y el naproxeno sódico y los inhibidores de COX-2.

También cremas tópicas o aerosoles e inyecciones epidurales de esteroides.

La cirugía

La cirugía es el último recurso que se aplica, las cirugías de columna por lo general tienen un largo período de recuperación, y en algunos casos se puede perder la movilidad y la flexibilidad después de estas.

La rehabilitación

La rehabilitación ayuda en la recuperación y disminuye el riesgo de una nueva lesión en la zona lumbar.

Prevención

Los pasos para disminuir su riesgo de dolor de espalda a medida que envejece incluyen hacer ejercicio regularmente, mantener un peso saludable, levantar peso con las piernas y no la zona lumbar y optimizar su lugar de trabajo.

Después de permanecer por largo tiempo en un período de inactividad, se recomienda comenzar a hacer ejercicio de forma paulatina y de bajo impacto.

Caminar, nadar o andar en bicicleta estacionaria por 30 minutos al día. Estas actividades pueden aumentar la fuerza muscular y la flexibilidad, además de proteger la región lumbar de lesiones o de tensiones.

Los estiramientos frecuentes ayudan a relajar la tensión muscular en todo el cuerpo, fortalecen los músculos centrales y mejoran la postura general para tener una espalda más saludable.

Para la prevención del dolor lumbar se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Estirarse antes del ejercicio o cualquier otra actividad extenuante.
  • Adoptar una postura para evitar encorvarse cuando se está de pie o sentado.
  • Asegurarse de que el plano de trabajo esté a una altura adecuada y acorde con la estatura del individuo y utilizar una silla con un buen apoyo lumbar.
  • Cambiar frecuentemente las posiciones de sentado o parado y caminar periódicamente para estirar los músculos suavemente aliviando la tensión. Cuando el individuo permanece sentado durante un largo período de tiempo, debe descansar los pies sobre un taburete bajo.
  • Usar zapatos con tacón bajo, con buena amortiguación y cómodos.
  • Dormir de lado para reducir cualquier curva en la columna vertebral y dormir sobre una superficie firme.
  • No debería de levantar objetos muy pesados. Levantar el peso con las rodillas, tirando de los músculos del estómago y manteniendo la cabeza baja y en línea con la espalda recta. El objeto se debe mantener lo más cerca del cuerpo y no se debe torcer el cuerpo al levantarse.
  • Mantener una dieta adecuada para evitar el exceso de peso, especialmente evitar la acumulación de grasa alrededor de la cintura. Una dieta con un alto contenido diaria de calcio, fósforo y vitamina D ayudan a promover el crecimiento óseo.
  • No fumar, esto reduce el flujo de sangre a la parte inferior de la columna y hace que los discos espinales se degeneren.