Orexina: ¿Qué es? Funciones, Relación con la Narcolepsia y Fisiología del Sueño

la orexina regula el sueño y la vigilia

Es una de las hormonas encargadas de regular el sueño.

Cuando existe un déficit de orexina en el organismo, se pueden generar trastornos de neurología, incluso ser tan severos que se ocasione una narcolepsia.

La orexina también es conocida como hipocretinas e interviene como una proteína en el funcionamiento neuronal, actuando en el sistema nervioso central para regular diversos procesos celulares.

Esta hormona es un neuropéptido, por ello se conocen dos tipos:

  • Orexina A.
  • Orexina B.

Entre las características que las diferencian se encuentran:

  • La orexina de tipo A: está compuesta por 33 aminoácidos
  • La orexina B: se encuentra formada por 28 aminoácidos.

La estructura cerebral que sintetiza la participación de las orexinas A y B se decribe de la siguiente manera:

  • Receptor de la orexina A o hipocretina 1.
  • Receptor de orexina B o hipocretina 2.

Funciones de la orexina

Esta hormona a parte de su función principal de regular el ciclo del sueño, el sistema hipocretina-orexina se encuentra involucrado en la fluidez o mantenimiento de la vigilia. Esta característica posee niveles altos en su actividad motora.

Estos niveles de mantenimiento de la vigilia sueles disminuir a medida que la profundidad del sueño aparece.

Algunos estudios sugieren que la orexina estabiliza el circuito de la vigilia al favorecer las conexiones neuronales de las monoaminas, como por ejemplo:

  • La dopamina.
  • La noradrenalina.

Estas monoaminas son las encargadas de mantener el organismo en estado de alerta.

Entre las otras funciones que poseen las orexinas se encuentran:

  • La regulación de estrés.
  • La regulación del comportamiento alimenticio.
  • La termorregulación.
  • Se implica en comportamientos motivacionales.

Narcolepsia y orexina

La narcolepsia es una enfermedad neuronal mejor conocida como trastorno del sueño.

Posee diversos nieles de gravedad, hasta el punto de generar que la persona afectada se duerma en circunstancias extrañas, es decir, por estímulos inusuales, generalmente emocionales, que provoquen un sueño repentino y profundo sin importar el lugar, la hora o la circunstancia en que se encuentre el individuo.

Esta enfermedad se origina por una alteración en el ciclo del sueño o de la vigilia.

Los ataques de sueños generados por la narcolepsia pueden estar desencadenados por:

  • Felicidad extrema.
  • Risas incontrolables.
  • Tristeza profunda.
  • Llanto descontrolado.

Esta enfermedad cuando se encuentra en su nivel más alto, usualmente está acompañada de una crisis de cataplejía, la cual es una pérdida o desgano de la musculatura, lo que genera caídas repentinas sin poder movilizar el cuerpo.

La narcolepsia también puede estar acompañado de:

  • Alucinaciones hipnagógicas.
  • Alucinaciones hipnopómpicas.

Las alucinaciones hipnagógicas se generan cuando la persona se encuentra en el proceso de quedarse dormida.

Mientras que las alucinaciones hipnopómpicas ocurren miestras el afectado se está despertando.

Los pacientes que sufren de esta afección tienden a padecer de varios episodios de parálisis corporal, antes o después de quedarse dormidos y suele ser algo muy incómodo, incluso traumático cuando ocurre en espacios públicos.

Como este padecimiento está vinculado a un defecto en el funcionamiento del sistema de orexina o hipocretina, su mecanismo fisiopatológico es bastante complejo, lo que genera que los niveles de la hormona orexina se vuelvan indetectable.

La alteración de la hormona puede generar incluso que el afectado entre en una etapa de sueño profundo, menos conocido como sueño REM.

Fisiología del sueño

El estado de relajación que adquiere el cuerpo cuando se encuentra en reposo o durmiendo alberga un proceso activo celular con una regulación de múltiples moléculas y neurotransmisores.

De esta forma los niveles fisiológicos poseen un ritmo circadiano de 24.

Aunque pueda parecer que el sueño es un proceso de desconexión y cese de procesos celulares, es un proceso activo muy complejo. Está regulado por una multitud de moléculas y neurotransmisores.

Es por ello que una de las estructuras cerebrales involucradas es el hipotálamo, donde existen núcleos neuronales involucrados con el sueño, los cuales son:

  • Centro de vigilia.
  • Centro del sueño.

El centro de vigilia se encuentra ubicado en el hipotálamo posterior.

En cambio el centro del sueño se ubica en el hipotálamo anterior, justo en la región preóptica.

Estos centros son solo dos de las multiples conexiones neuronales  que presenta la estructura cerebral relacionada con el estado de alerta y la somnolencia, pero son muy importantes en el ciclo del sueño y la vigilia.

Las personas que padecen de algún trastorno relacionado con el sueño deben recurrir a una ayuda especialista, porque si el cuerpo no descansa lo suficiente, pueden presentarse posteriormente enfermedades involucradas en el sistema nervioso central.