Hiperpnea: Definición, Causas, Síntomas, Diagnóstico, Tratamiento y Pronóstico

hiperventilación

Es una condición caracterizada por un aumento anormal en la profundidad y la tasa de respiración.

La Hiperventilación es la respiración en exceso, más de lo que el cuerpo necesita. Esto a veces se denomina exceso de aire. La respiración rápida o profunda se ve a veces en condiciones muy serias tales como infección, sangrado, o ataque del corazón.

El síndrome de Hiperpnea es más específico y se relaciona con un patrón de exceso de respiración que ocurre bajo ciertas condiciones. Este exceso de respiración resulta en un grupo de síntomas.

Aunque el síndrome de Hiperpnea puede parecer muy similar a los ataques de pánico, los dos trastornos son diferentes.

Las personas con trastorno de pánico a menudo tienen quejas emocionales (por ejemplo, miedo a la muerte o espacios cerrados) que acompañan a los ataques.

Si una persona tiene Hiperpnea, él o ella tendrá ciertos síntomas sin estas quejas emocionales (aunque la persona todavía puede estar ansiosa).

Causas de la Hiperpnea

Varios factores pueden llevar a un paciente a desarrollar esta afección.

Algunos de ellos implican un esfuerzo excesivo a través del esfuerzo físico, una enfermedad respiratoria subyacente o incluso trastornos gastrointestinales.

Los expertos médicos identifican una de las causas comunes de Hiperpnea como lesiones graves en la cabeza y presión intracraneal.

Otro factor que puede causar Hiperpnea es el síndrome de Hiperventilación, un trastorno respiratorio que presenta una sobre respiración aguda continua.

La ansiedad aguda y la agitación son capaces de desencadenar varios episodios de Hiperpnea, lo que eventualmente llevaría al paciente a desarrollar esta afección por completo.

La hipoxemia, un nivel anormalmente bajo de oxígeno en la sangre arterial, también es capaz de causar Hiperpnea.

Otro factor que conduce al desarrollo de esta afección es la cetoacidosis, un trastorno metabólico que convierte la mayoría de la materia ingerida en ácido.

Algunos expertos sugieren que la insuficiencia renal aguda o crónica es una causa potencial de Hiperpnea debido a esta condición que calcifica los pulmones y dificulta la respiración.

Otras causas están relacionadas con trastornos neurológicos, metabólicos o psicológicos. En algunos casos, la condición puede ocurrir debido al continuo estrés físico y emocional.

Algunos factores podrían incluso incluir diarrea profusa o deshidratación, así como la pérdida de jugo pancreático o bilis.

Síntomas de la Hiperpnea

La Hiperpnea súbita y cotidiana son las dos formas de esta enfermedad. En su forma cotidiana, el exceso de respiración puede ser difícil de detectar. La forma repentina se presenta rápidamente y tiene síntomas más intensos.

Las personas con este síndrome pueden sentir presión en el estómago, en el pecho y tener problemas emocionales.

El síndrome de Hiperpnea, como ya lo hemos dicho, resulta de inhalar exceso de aire. Esto resulta en los siguientes síntomas abdominales:

  • Hinchazón.
  • Eructar en exceso.
  • Gases abdominales.
  • Sensación de presión en el abdomen.

También, la ansiedad con el movimiento creciente del aire a través de la boca puede causar una sensación de sequedad de la boca.

Los cambios químicos pueden ocurrir con el exceso de respiración. La Hiperventilación hace que el nivel de dióxido de carbono en la sangre disminuya.

Este nivel más bajo de dióxido de carbono reduce el flujo de sangre al cerebro, que puede afectar el sistema nervioso y mostrar síntomas emocionales:

  • Debilidad.
  • Desmayo.
  • Mareo.
  • Confusión.
  • Agitación.
  • Una sensación de estar fuera de ti mismo.
  • Ver imágenes que no están.
  • Sentirse como si no pudiera respirar.

El exceso de respiración también puede causar que los niveles de calcio bajen en la sangre, lo que puede resultar en los siguientes síntomas:

  • Entumecimiento y hormigueo (generalmente en ambos brazos o alrededor de la boca).
  • Espasmos o calambres de manos y pies.
  • Espasmos musculares.

Muchos factores pueden causar síntomas torácicos con el síndrome de Hiperpnea. Normalmente, la respiración está relajada. Si una persona sobre respira, los pulmones se inflan excesivamente. Sin pensarlo, la persona podría usar los músculos del pecho para expandir la caja torácica.

Este trabajo extra de músculos se sentirá como dificultad para respirar, y la persona tendrá dificultad para tomar una respiración profunda. Los músculos del pecho se cansan, al igual que las piernas se cansan después de un largo periodo.

Los bajos niveles de dióxido de carbono en la sangre pueden provocar la compresión de las vías respiratorias, lo que resulta en sibilancias. El síndrome de Hiperventilación puede causar los siguientes síntomas torácicos:

  • Dolores en el pecho o sensibilidad.
  • Dificultad para respirar.
  • Sibilancias.

El médico se asegurará de que la persona no está sufriendo un ataque al corazón por considerar lo siguiente:

  • Los síntomas de la Hiperpnea por lo general duran más tiempo (horas en comparación de minutos).
  • Ocurren generalmente en personas más jóvenes.
  • Suelen mejorar con el ejercicio.
  • El dolor producido no mejora con la medicación del corazón.

En casos muy raros, las personas que sufren de Hiperpnea al tener bajos niveles de dióxido de carbono en sangre pueden causar un espasmo de los vasos sanguíneos que suministran el corazón.

Si una persona ya tiene una enfermedad cardíaca, este espasmo puede ser suficiente para causar un ataque al corazón.

Cuándo buscar atención médica

Si una persona está experimentando signos y síntomas de Hiperpnea, debe buscar atención médica urgente para detectar causas graves.

La persona debe recibir atención médica urgente si está experimentando signos y síntomas porque pueden estar presentes causas más graves del exceso de respiración.

Diagnóstico de la Hiperpnea

El médico examinará rápidamente al paciente, especialmente la respiración y la circulación. Si el médico no encuentra nada que ponga inmediatamente en peligro la vida, el médico le preguntará acerca de la historia clínica y realizará un examen físico.

Ciertas pruebas pueden ser ordenadas para explorar otras causas de los signos y síntomas del paciente. Estas pruebas se ordenan a menudo porque la única manera de confirmar que una persona tiene el síndrome de Hiperventilación es eliminar otras causas.

El paciente puede ser conectado a un monitor durante la evaluación. El médico puede ordenar estas pruebas:

  • Muestra de sangre arterial.
  • Otros análisis de sangre.
  • Radiografía de pecho.
  • Exploración de ventilación / perfusión.
  • Tomografía computarizada de tórax.
  • Electrocardiograma.

Si el médico sospecha que el paciente puede tener una condición más grave, puede recomendar la hospitalización para otras pruebas y observación. Las condiciones potencialmente mortales asociadas con la respiración rápida o profunda incluyen:

  • Problemas del corazón.
  • Problemas pulmonares.
  • Problemas del sistema nervioso.
  • Reacciones medicamentosas y venenos.
  • Infección.
  • El embarazo.
  • Trastornos hepáticos.

Si una persona tiene signos y síntomas de Hiperpnea, una visita al departamento de urgencias del hospital determinará si tiene o no otras causas más preocupantes de estos síntomas. La atención domiciliaria es sólo para las personas que han sido informadas por sus médicos que tienen dicha afección.

Si una persona ha sido diagnosticada con esta condición, el médico puede instruir al paciente a probar brevemente ciertos ejercicios de respiración y relajación. Esto puede funcionar para detener un ataque. Respirar en una bolsa de papel ya no se recomienda.

Tratamiento de la Hiperpnea

Una vez que el médico está seguro de que el diagnóstico del paciente es correcto y no algo más grave, el médico organizará la atención de seguimiento con un psiquiatra o un médico de atención primaria.

Estos médicos le enseñarán al paciente sobre el síndrome y qué técnicas pueden ayudar a controlar los ataques. A veces, generalmente después de hablar con un médico regular, ciertos medicamentos pueden ser recetados.

Si la condición del paciente empeora después de visitar el departamento de emergencia, él o ella debe regresar para una revisión.

En algunos casos, los expertos médicos recomiendan tratar la Hiperpnea con medicamentos, inhaladores y nebulizadores.

Otros pacientes pueden necesitar oxigenoterapia u otras formas de asistencia respiratoria.

En casos severos, los proveedores de salud deberán recurrir a la ventilación mecánica.

Pronóstico

Con la formación adecuada, una persona puede utilizar técnicas de reducción del estrés, ejercicios de respiración y ciertos medicamentos para reducir el número y la gravedad de los ataques.

Además, la terapia para cualquier problema de ansiedad debe ayudar a reducir el número de ataques y su gravedad.

La Hiperpnea es un área de la medicina bajo estudio actual. La investigación se centra en la comprensión de las condiciones que predisponen a algunas personas a este síndrome, así como su relación con los trastornos relacionados.